Trasladan una reliquia de Juan Pablo II a la catedral de Hradec Králové

Trasladan una reliquia de Juan Pablo II a la catedral de Hradec Králové, foto: ČTK

Este jueves se cumplieron 10 años de la muerte del papa Juan Pablo II, una fecha que la casualidad ha querido que caiga este año en Jueves Santo. Con motivo del aniversario fue instalado en la catedral de Hradec Králové un relicario con una gota de sangre y un cabello de Karol Józef Wojtyła.

Trasladan una reliquia de Juan Pablo II a la catedral de Hradec Králové, foto: ČTK
Juan Pablo II tenía una relación especial con la ciudad checa de Hradec Králové, ya que nombró sacerdote a su actual obispo, Jan Vokál, en 1989, cuando este emigró a Italia. El antecesor de Vokál, el obispo Karel Otčenášek, fue también un gran amigo de Wojtyła antes de que fuera nombrado papa.

La última vez que Juan Pablo II visitó en persona Hradec Králové fue en 1997, ahora su presencia en esta ciudad checa será indefinida. Un relicario con una gota de sangre y un cabello, ambos contenidos en una esfera de cristal incrustada en un círculo de oro, ha sido trasladado a la catedral del Espíritu Santo con motivo del décimo aniversario de su muerte, que este año coincide con el Jueves Santo.

Trasladan una reliquia de Juan Pablo II a la catedral de Hradec Králové, foto: ČTK
La reliquia fue trasladada en procesión desde la residencia del obispo y guardada en una vitrina junto a una reliquia de San Clemente, patrón de la diócesis local. Más tarde el relicario se expondrá al público solo en ocasiones especiales, explica el historiador Jaroslav Šebek.

“Los creyentes pueden acudir a rezarle a esta reliquia de San Juan Pablo II, y luego esta reliquia se expondrá en ocasiones especiales. Por ejemplo, el 22 de octubre, cuando se celebra el día de San Pablo II. En esos momentos la reliquia se situará encima del altar”.

Trasladan una reliquia de Juan Pablo II a la catedral de Hradec Králové, foto: ČTK
No se trata de la única reliquia de Juan Pablo II en la República Checa. El Papa se encontraba al final de su vida seriamente enfermo, y se recogió gran cantidad de su sangre para realizar autotransfusiones. A partir de esta la Iglesia creó después numerosas reliquias. Consecuentemente hay restos del Papa en forma de ampollas de sangre en varios templos checos, por ejemplo en Jaroměř y en Prachatice.

En la misa subsiguiente al traslado de la reliquia participaron sobre todo sacerdotes. Según la costumbre, en la misa del Jueves Santo los sacerdotes de la diócesis se reúnen en torno a su obispo, renuevan sus lazos de fidelidad con él y recuerdan su identidad al servicio de la Iglesia. Al mismo tiempo se bendijo el aceite litúrgico que se usa en los bautizos, confirmaciones y unción de enfermos.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio