Toyen

/c/ceske_hrdinky/es/27.png
0:00
/
0:00

Pintora y primera dama de la vanguardia checa de entreguerras. La obra de Toyen incluye pinturas de arte naíf conectadas a la realidad checa y escenas lúgubres inspiradas por la guerra. En colaboración con el artista Jindřich Štýrský fundaron su propio movimiento artístico, el artificialismo. Consecuentemente, Toyen se convirtió en la representante más notable del surrealismo checo.

En su obra aparecen con frecuencia acentos eróticos, que en algunos casos escandalizaron al público, por ejemplo, en el caso de la ‘Almohada con escena de prostíbulo’ o el provocador ‘Paraíso de los negros’. Esta última obra, pintada por Toyen en 1925, fue subastada recientemente por más de un millón de euros.

Además de su arte, Toyen destacó por sus opiniones inconformistas. Rechazó su nombre civil y el rol tradicional de la mujer y cortó relaciones con su familia. Se vestía con ropa masculina, se refería a sí misma como a un hombre y simpatizaba con el movimiento anarquista. Ante la ascensión del régimen comunista después de la guerra, Toyen se mudó a París, donde murió el 9 de noviembre de 1980. En Francia su obra es muy valorada.

El proyecto de ilustraciones “Mujeres checas que hicieron historia” se ha inspirado en el 100 aniversario de la legalización del voto para las mujeres checoslovacas en 1920 y el 200 aniversario del nacimiento de la escritora Božena Němcová. Se trata de un proyecto en el que colaboran los Centros Checos, los estudiantes de la Facultad de Diseño y Arte Ladislav Sutnar de Pilsen, coordinados por Renáta Fučíková, y Radio Praga Internacional.