Tomás Rosický - capitán de la selección checa de fútbol

Tomás Rosický (Foto: CTK)

Tomás Rosický, de 25 años de edad, pasó a ser capitán de la selección de fútbol checa, convirtiéndose en el cerebro de la línea centrocampista del cuadro nacional tras la retirada de Pavel Nedved. La afición espera que lidere a su equipo de cara a la Eurocopa 2008.

Tomás Rosický (Foto: CTK)
Los comentaristas futbolísticos apodaron a Rosický el 'pequeño Mozart', ya que si está en forma, sus jugadas son un verdadero concierto. Así lo demostró en el primer partido de la selección checa contra EE. UU. en el Mundial de Alemania 2006. El volante brilló por su virtuosidad marcando en esa contienda dos goles. Su primer tanto, un tiro de largo alcance, fue calificado incluso como uno de los goles más bonitos del campeonato.

Los checos ganaron por 3-0 y los comentaristas deportivos no dejaron de elogiar al cuadro nacional por su eficacia y juego ofensivo. Algunos de ellos, incluso predecían que Rosický pasaría a ser la gran estrella del Mundial.

Pavel Nedved (Foto: CTK)
No obstante, los checos posteriormente se durmieron en los laureles y tras caer ante Ghana e Italia, regresaron a casa sin pompa.

El cuadro nacional dispuso durante largos años de una de las líneas centrocampistas más peligrosas de todo el mundo, pero ésta quedó en ruinas tras la retirada de Pavel Nedved y Karel Poborský después del fracaso en el campeonato mundial.

Tras la despedida de dichos puntales, Rosický se encargó de la dirección del juego checo y los representantes no vacilaron a la hora de nombrar al nuevo jefe del equipo nacional. La cinta de capitán la lleva a partir de ahora el volante con el número diez en la espalda.


Uno de los mayores talentos checos de los últimos años, nacido el 4 de octubre de 1980, proviene de una familia futbolística. Su padre Jirí Rosický, jugó para el Sparta de Praga, igual que su hermano Jirí que, se desempeñó durante un período en el club español Atlético de Madrid, pero tras sufrir una lesión en la rodilla, regresó a casa.

Tomás Rosický (Foto: CTK)
También Tomás Rosický inició su carrera profesional en uno de los más destacados clubes del país, el Sparta de Praga.

El menudo volante destaca por su perfecta posesión del balón, estupenda orientación y pasos precisos. Su especialidad son las jugadas con el empeine exterior del pie.

En la Primera División debutó teniendo 18 años, en la selección nacional dos años más tarde en un amistoso contra Irlanda.

Borussia de Dortmund
Con la selección nacional pronto jugará su partido internacional número sesenta y hasta la fecha ha marcado 18 goles. Su mayor éxito con la selección lo consiguió en la Eurocopa 2004 de Portugal, donde los checos conquistaron la medalla de bronce, cayendo en las semifinales con el posterior campeón europeo, Grecia.

El 'pequeño Mozart' es, además, doble campeón de la Primera División checa. En 2001 firmó contrato con el equipo alemán Borussia de Dortmund, con el que un año más tarde ganó la Bundesliga y llegó hasta las finales de la Copa de UEFA.

Pero después el club alemán hizo frente a una prolongada crisis financiera y decayó su rendimiento. Rosický deseaba cambiar de uniforme para poder desarrollar plenamente carrera y crecer desde el punto de vista futbolístico en un club con más aspiraciones, pero el Borussia no quería desprenderse de uno de sus puntales.

Por fin, este año, poco antes de que empezara el Mundial, Rosický fichó por el Arsenal de Londres. Si se impone en ese equipo, podría convertirse definitivamente en una estrella futbolística de tamaño mundial.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio