Teatros municipales de Buenos Aires presentan sus mejores obras en la Cuadrienal de Praga

Mayenko Hlousek (Foto: Martina Hribova)

La XI edición de la Cuadrienal de Praga ocupará todos los sentidos del espectador, prometen los organizadores. La exposición internacional de escenografía y arquitectura de artes dramáticas fue inaugurada este jueves en el Palacio Industrial del recinto ferial de la capital checa. Radio Praga conversó sobre la Cuadrienal con la comisaria de la exposición de Argentina, Mayenko Hlousek.

Mayenko Hlousek
La escenógrafa Mayenko Hlousek, laureada con el Premio Gratias Agit 2005, participó en la Cuadrienal de Praga en los años 1995 y 1999. Este año decidió representar a los dos teatros municipales de Buenos Aires, o sea el Teatro San Martín, que se dedica al teatro de prosa, y el Teatro Colón que se centra exclusivamente en ópera, ballet y conciertos.

"De esos dos teatros traje las mejores obras de los últimos cuatro años. Del Teatro Colón voy a poner en primer lugar una obra del autor checo Viktor Ulman, El Emperador de la Atlántida. Debo decirles que fue una maravilla, tanto que la pidieron de París y se hizo el año pasado en el Opéra-Comique. Yo quería interesar también aquí al director de la Cuadrienal, Ondrej Cerný, y decirle que realmente sería muy bueno que vieran una obra checa hecha por argentinos. Sería interesante, ¿verdad? Luego está Diálogo de Carmelitas, diseñado por un muy buen escenógrafo Diego Siliano. Trajimos a Doña Francisquita, una opereta muy simpática, que tuvo mucho éxito, y el ballet La Cenicienta, o sea Popelka. Del Teatro San Martín trajimos La Resistible Ascensión de Arturo Ui, de Bertolt Brecht, El Pan de la Locura del autor argentino Carlos Gorostiza, excelente obra".

A pesar de que debido a recientes recortes en los presupuestos argentinos destinados a la cultura la exposición es más modesta de lo que estaba planeado, Mayenko Hlousek está feliz que Argentina siga figurando en la Cuadrienal.

"Para mí haciendo un balance con todo lo que he hecho en mi vida para los checos y para los argentinos, el haber podido lograr que Argentina participara por primera vez en el año 1995 en la Cuadrienal fue lo que más orgullosa me puso. Porque de alguna manera uní mis dos tierras: Argentina, que es mi lugar de nacimiento, y la República Checa, que es la tierra de mis padres".

Aparte de las 53 exposiciones nacionales la XI Cuadrienal de Praga ofrece una sección de arquitectura y tecnología, una plataforma para estudiantes que construirán una Torre de Babel, espectáculos e instalaciones en las calles capitalinas que incluirán un ataque simulado contra los transeúntes reflejando la invasión de Irak y ancianos sentados en sillas a seis metros de altura en las fachadas de edificios en el centro de la ciudad.

Preguntamos a Mayenko Hlousek qué no dejará escapar ella del programa.

"Primero la entrega de premios, que es el lunes. Luego hay dos o tres conferencias de las que voy a participar y que tratarán de los cambios que se producen en la teatralización actualmente. Es un tema que me interesa mucho".

La Cuadrienal de Praga se prolongará hasta el 24 de junio.