Škoda Transportation suministrará 80 tranvías a Alemania

Фото: Транстех

Ochenta tranvías checos de Škoda Transportation circularán en la región alemana de Rhein-Neckar. El valor de la venta asciende a 250 millones de euros.

ForCity SmartTram, foto: Škoda Transportation

La compañía checa Škoda Transporation se adjudicó una licitación para suministrar 80 tranvías a la empresa alemana de transporte público Rhein-Necker-Verkehr (RNV), que opera transporte público en la región de Rhein-Necker en el sudoeste de Alemania. Se espera que el primer vehículo comience a operar en 2021.

El contrato, que asciende a alrededor de 250 millones de euros, también incluye la opción de suministrar 34 vehículos adicionales.

"Es el mayor contrato de exportación de tranvías de nuestra compañía, desde el punto de vista financiero y de fabricación", dijo Petr Brzezina, presidente y consejero delegado de Škoda Transportation, a la agencia de noticias ČTK. "Es una prueba de que nuestra estrategia de orientación hacia los mercados occidentales está dando sus frutos", agregó.

ForCity SmartTrams, desarrollado por la filial finlandesa de Škoda Transportation, Transtech, operará en tres estados federales alemanes: Baden-Wurttemberg, Hessen y Renania-Palatinado y conectará las ciudades de Manheim, Ludwighafen y Heidelberg.

Actualmente hay 48 tranvías ForCity Smart de un tipo similar que operan en Helsinki. La semana pasada, la compañía firmó un contrato por valor de 30 millones de euros para proporcionar 10 tranvías adicionales a la capital finlandesa. A partir de 2021, también operarán en una línea de nueva construcción en la ciudad de Tampere.

Škoda Transportation, que fue adquirida por el grupo PPF en abril de este año, es uno de los principales fabricantes europeos de vehículos de transporte. Sus productos clave incluyen tranvías de piso bajo, locomotoras eléctricas, unidades de trenes suburbanos, trenes de metro, autobuses eléctricos y trolebuses, y también sistemas de control para redes de transporte.

La empresa con sede en Pilsen tiene varias empresas subsidiarias en la República Checa, así como en Alemania, Finlandia, los EE.UU., Polonia, Hungría y Rusia, y emplea a alrededor de 5.300 personas en todo el mundo. El año pasado, registró unos beneficios de 27 millones de euros.