Se suspende misión de entrenamiento de la OTAN en Irak, donde hay presencia checa

Foto: ČTK/AP/Ebrahim Noroozi

Los soldados checos desplegados en Irak como parte de una misión de entrenamiento de la OTAN se encuentran en buen estado, pero ante la situación de tensión que se está viviendo en la zona, han detenido temporalmente sus actividades.

Foto: ČTK/AP/Ebrahim Noroozi

La muerte del general iraní Qasem Soleimani, contra el que Estados Unidos lanzó un ataque con drones en el aeropuerto de Bagdad el pasado viernes, ha desatado la tensión en la región del golfo Pérsico.

Foto: ČTK/AP/Nasser Nasser
Se teme que la muerte de una de las personas clave del régimen de los ayatolás desencadene ataques contra objetivos estadounidenses en la zona, lo que podría dar lugar a un conflicto abierto.

Por su parte, la OTAN, que tiene tropas desplegadas en Irak, ha decidido como medida de precaución detener temporalmente sus misiones de entrenamiento. Entre los soldados de la Alianza Atlántica se encuentran asimismo 40 militares checos, que según confirmó a la Radio Checa la portavoz del Ministerio de Defensa, Jana Zechmeisterová, permanecerán en sus bases a la espera de nuevas órdenes.

“Los soldados checos que forman parte de la misión de la OTAN se encuentran bien, pero van a quedarse en el interior de su base. Otros países aliados también han cancelado sus actividades. Qué pasos se darán posteriormente dependerá de cómo se desarrolle la situación y de la decisión conjunta de la OTAN”.

Además de estos militares, Chequia tiene en estos momentos cinco policías que participan en las misiones internacionales en Irak, y quienes también han cancelado sus actividades, según informó el presidente de la Policía, Jan Švejdar.

El Parlamento iraquí cuestiona la presencia extranjera

Donald Trump, foto: ČTK/AP/Evan Vucci
El ataque al general iraní dentro del territorio de Irak ha removido los sentimientos de hostilidad hacia los militares de países extranjeros. El Parlamento iraquí aprobó este domingo una resolución no vinculante en la que pide al Gobierno que tome medidas para acabar, o como mínimo reducir, la presencia de tropas extranjeras en el país.

Estados Unidos ya ha demostrado su malestar con dicha resolución, y ha instado a los representantes iraquíes a que mantengan el actual acuerdo en beneficio de la lucha contra el terrorismo.

Los soldados y policías checos desplegados en Irak forman parte de la misión internacional Operación Resolución Inherente, centrada en la lucha contra la organización terrorista Estado Islámico, así como de la misión de la OTAN en Irak.