¿Se acerca el fin de los SMS clásicos?

r_2100x1400_radio_praha.png

¿Luchan con el minúsculo teclado de su móvil siempre que quieren enviar un mensaje? Les tenemos una buena noticia. Los científicos checos han desarrollado un programa que permite dictar texto directamente al teléfono.

A principios de septiembre, los aficionados a las modernas tecnologías de comunicación se dieron cita en Brighton, Gran Bretaña, para participar en la conferencia internacional Interspeech 2009.

Entre ellos estuvieron los profesores checos de la Universidad de Liberec quienes presentaron allí el fruto más reciente de su labor: ‘teléfono inteligente’ capaz de descifrar el mensaje hablado y convertirlo en texto. Jan Nouza, uno de los autores del invento, explica cómo funciona.

“Se trata de un sistema que permite transcribir el mensaje dictado. Simplemente dictan palabras al teléfono y éste las convierte en texto. De esta manera, ahorran mucho tiempo ya que no tienen que buscar las diferentes letras en el teclado”, señala Nouza.

Los científicos checos no son los únicos a quienes se les ha ocurrido la idea. Un sistema parecido lo están desarrollando también los técnicos de Nokia.

Pero crear el programa en inglés o hacerlo en idioma checo son dos cosas bien distintas. Y es que el checo es bastante más complicado. Por eso, lo más difícil era elaborar un diccionario lo suficientemente amplio para que entren todas las modalidades fonéticas y gramaticales del checo, afirma Nouza.

“Nuestro sistema trabaja con un diccionario realmente amplio, que cuenta con más de 330.000 palabras. Se puede decir que es capaz de descifrar cualquier palabra checa que se les ocurra”, sostiene Nouza.

El programa para dictar mensajes parte de otro, desarrollado hace ya unos 15 años, que funciona de la misma manera. Sólo que en vez de teléfono se usa el ordenador. Petr Herian, director de la compañía NEWTON Technologies, que lo lanzó al mercado, explica quienes son los usuarios más frecuentes de este sistema.

“El sistema se vende en el país a unos mil euros, aproximadamente. Lo aprovechan sobre todo jueces, abogados, médicos, traductores y también las personas minusválidas”, indica Herian.

Según afirma Petr Herian, los primeros ‘teléfonos inteligentes’ podrían aparecer en el mercado checo dentro de un año. Su empresa ya lo está negociando con algunas compañías de telecomunicaciones.

Sin embargo, el nuevo programa tiene también sus adversarios. Éstos argumentan que a pesar de un diccionario relativamente amplio, a la hora de transcribirse el mensaje pronunciado, pueden surgir errores graves.

Advierten también que habría que actualizarlo con mucha frecuencia, porque en el idioma constantemente aparecen palabras nuevas. Como ejemplo ponen el apellido del presidente de Estados Unidos, aparecido recientemente en el vocabulario checo. Mientras que en inglés existe una sola forma, Obama, en checo hay ya decenas de variantes como Obamu, Obamou, Obamová, obamovský, etc.

Otro inconveniente del sistema es que comunica sólo con aparatos modernos, cuyo precio es bastante elevado.

Los expertos en telecomunicación insisten, además, en que el clásico mensaje es insustituible por la intimidad que ofrece al que lo escriba.