Saltadora de pértiga Badurová consigue plata en Osaka

Katerina Badurová (Foto: CTK)

La saltadora de pértiga Katerina Badurová consiguió la primera medalla para la República Checa en el Campeonato Mundial, disputado en Osaka, Japón. La competidora alcanzó la presea de plata estableciendo el nuevo récord nacional con 4.75 metros.

Katerina Badurová (Foto: CTK)
La atleta, de 24 años de edad, inició la competición de manera convincente, las primeras complicaciones vinieron tan sólo al encontrarse el listón a la altura de 4.70 metros. Badurová logró superar esa altura recién en su tercer intento.

"En el segundo intento tiré el listón de manera muy apretada. Tenía miedo de perder el aplomo ante el tercer salto, pero al final todo salió bien".

La checa luego logró superar los 4.75 metros en el primer intento, estableciendo la nueva marca nacional. Pese a ello, la saltadora confesó que no esperaba ganar una medalla. Su sueño se volvió realidad, al fallar la polaca Monika Pyrek en los 4.70 mts. En ese momento sólo tres saltadoras quedaron en la competición: La checa y dos rusas, Svetlana Feofanova y la fenomenal poseedora de la plusmarca mundial, Yelena Isinbayeva.

Tanto Badurová como Feofanova superaron después los 4.75 metros, no obstante, mientras la checa venció esa altura en el primer intento, la rusa lo consiguió tan sólo en el segundo salto, lo que fue decisivo para la clasificación absoluta.

Katerina Badurová (Foto: CTK)
Por su parte, la invencible rusa Isinbayeva conquistó el oro, al batir los 4.80 metros, y posteriormente atacó en vano el nuevo récord mundial, o sea la altura de cinco metros y dos centímetros.

Hace dos años, Katerina Badurová tuvo que someterse a una complicada operación del tendón de Aquiles e incluso pensó en poner fin a su carrera profesional. En esa dura época, su novio, el saltador de altura Tomás Janku que también compite en Osaka, la motivó para volver a las pistas. La saltadora, desde aquél entonces, ha logrado batir cuatro veces la marca nacional y este martes consiguió su primer gran éxito a nivel mundial.

Cabe mencionar que la medalla conseguida por Badurová eclipsó un poco otro récord checo establecido por la corredora Zuzana Hejnová. La competidora alcanzó en la pista de 400 metros vallas el tiempo de 55 segundos 4 centésimas, mejorando su propia marca nacional en 79 centésimas. Pero a pesar de conseguir el mejor resultado histórico del país, la checa quedó eliminada en las semifinales.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio