Resumen de la Prensa Checa

Petr Necas
0:00
/
0:00

Según el proyecto del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, volver al empleo después de las vacaciones de maternidad debería ser más fácil que ahora, comenta Hospodářské Noviny. Reduciendo los impuestos y el seguro social, que los empleadores pagan por sus empleados, el ministro pretende conceder ventaja a los que trabajarán media jornada.

Petr Nečas
Según el proyecto del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, volver al empleo después de las vacaciones de maternidad debería ser más fácil que ahora, comenta Hospodářské Noviny. Reduciendo los impuestos y el seguro social, que los empleadores pagan por sus empleados, el ministro pretende conceder ventaja a los que trabajarán media jornada. Principalmente se trataría de madres con bebés, personas minusválidas y los mayores a 55 años. Nečas está convencido de que esta medida resolvería el desempleo y abuso de subsidios sociales. En la República Checa pertenece al régimen de media jornada solamente un cinco por ciento de la población activa, mientras que en los países de Europa Occidental es casi un 30 por ciento, compara Hospodářské Noviny.

Foto: CTK
La recogida de los primeros pagos por asistencia médica ha sido caótica, escribe Právo. A partir de 1 de enero de 2008 los ciudadanos checos deben pagar un euro aproximadamente por cada visita al médico así como por cada receta. Sin embargo, hay médicos que interpretan erróneamente la nueva ley y dejan a la gente pagar más de lo exigido. Právo describe un caso del hospital Bulovka, en Praga, donde los pacientes pagaron tanto a la entrada al edificio como en el consultorio.

Mladá Fronta Dnes comenta un error que apareció en la ley de la nueva reforma del sistema de salud y que perjudica seriamente a los bebés menores de un año con enfermedades crónicas o graves problemas de salud. Éstos debían ser incluidos en el grupo de jóvenes menores de 18 años exentos del pago por asistencia médica, pero por causa de una falta administrativa, los legisladores olvidaron mencionarlos en el texto de la nueva ley. El portavoz del Ministerio de Salud, Tomáš Cikrt, comentó al diario Mladá Fronta Dnes que se trata, desgraciadamente, de una falla humana debido a los cambios hechos en la ley a último momento y sin suficiente control posterior.

Lidové Noviny describe el primer caso de bancarrota personal en la República Checa. La nueva ley de insolvencia, que entró en vigor con el nuevo año, permite a las personas físicas resolver sus deudas con apoyo judicial. Proclamando la bancarrota, la persona estará incluida en una lista oficial de deudores, publicada en las páginas web del Ministerio de Justicia, y el respectivo tribunal le encargará pagar a plazos por lo menos el 30 por ciento de sus deudas. Sin embargo, los acreedores, a los que se debe el dinero, tienen que estar de acuerdo, concluye Lidové Noviny.