Resumen de la Prensa Checa

Radar NATO v Nepolisích, foto: Autor
0:00
/
0:00

Los diarios informan sobre el propósito de la República Checa y Estados Unidos de firmar en mayo próximo en Praga el acuerdo sobre la estación de radares estadounidense en territorio checo. El periódico Právo recalca que el documento fue ultimado por ambas partes este jueves en Bucarest.

Los diarios informan sobre el propósito de la República Checa y Estados Unidos de firmar en mayo próximo en Praga el acuerdo sobre la estación de radares estadounidense en territorio checo. El periódico Právo recalca que el documento fue ultimado por ambas partes este jueves en Bucarest.

La OTAN dio su respaldo al radar, escribe Hospodářské Noviny. El periódico matiza que la Alianza Noratlántica cuenta con incorporar la estación de radares en su futuro sistema europeo de defensa antimisiles.

Lidové Noviny informa sobre una campaña publicitaria en apoyo a los bioalimentos, promovida por el ministro de Agricultura, Petr Gandalovič. El periódico afirma que el dinero empleado en la campaña podría ser mejor aprovechado en otro sector.

Los bioalimentos registran en la República Checa un gran auge en los últimos años y no necesitan publicidad. Se pueden comprar en supermercados, en comercios especializados en alimentación sana, así como en cualquier pequeña tienda de alimentos, recalca Lidové Noviny.

La policía checa confisca los automóviles de los conductores que manejan embriagados, sostiene Mladá Fronta Dnes. Según confirmó la dirección de la policía, este paso se adopta cuando un ciudadano repetidamente conduce bajo la influencia del alcohol.

El coche le es devuelto al ciudadano recién después de que el caso es tratado por los tribunales. En el futuro, no obstante, los conductores que cometan semejantes transgresiones a las normas del tránsito, podrían quedarse sin su automóvil.

Los ministerios de Justicia y Transportes preparan una enmienda de ley que permitirá a los órganos de justicia aplicar tales penas, afirma Mladá Fronta Dnes.

Lidové Noviny informa de un reciente estudio de la agencia GE Money Auto, cuyo objetivo fue averiguar cómo manejan los conductores en diferentes países de Europa.

Según se desprende del estudio, los mayores transgresores en las carreteras son los conductores alemanes y los polacos. Mientras tanto, en el caso de los conductores checos, aproximadamente un 50 por ciento supera la velocidad máxima permitida y el 80 por ciento suele cantar cuando maneja, señala el periódico Lidové Noviny.