Resumen de la Prensa Checa

Entropa - España (Foto: CTK)
0:00
/
0:00

Las malas perspectivas de la economía checa; la inauguración de la controvertida obra plástica Entropa en Bruselas; y la mejora del estado de salud del ex presidente checo, Václav Havel, son algunos de los temas que comenta la prensa checa de este viernes.

Entropa - España (Foto: CTK)
República Checa está al borde de la recesión económica, advierte en portada el diario Hospodářské Noviny.

El país sufre un descenso catastrófico de la producción económica y la exportación, por un lado, y un crecimiento del desempleo y la debilitación de la cotización de la corona checa, por otro. De esa forma, muchos expertos auguran que la economía del país desacelere significativamente en el primer semestre de este año, escribe el rotativo.

La Eurozona, encabezada por Alemania, el socio comercial más importante de este país, está en recesión, y los checos poco a poco se dan cuenta de que no viven en una isla de estabilidad resistente a los impactos de la crisis global, resalta el diario, que publica unas cifras económicas para demostrarlo:

Entropa - Bulgaria (Foto: CTK)
La producción económica y la exportación se redujeron en noviembre pasado en casi un 20 por ciento en comparación con el año anterior. Además, en el país se registran 50 mil puestos de trabajo menos que en 2007, indica el rotativo.

Eslovaquia es otro país que protesta contra la exposición inaugurada este jueves en el Consejo Europeo de Bruselas con motivo de la presidencia checa de la Unión, escribe Mladá Fronta Dnes. La instalación plástica tiene por objetivo mostrar los países comunitarios a través de la óptica de los prejuicios y los estereotipos que existen en Europa.

Bulgaria, plasmada en el mapa europeo como una letrina turca, presentó una queja oficial el martes. Por su parte, Eslovaquia, simbolizada como un salami húngaro, se sumó a las protestas poco después, señala el periódico.

El autor de la polémica obra, David Černý, ha pedido disculpas a estos países diciendo que no quería ofender a nadie, y aseguró estar dispuesto a retirar los símbolos de todos los países que se sientan agraviados, en caso de que lo soliciten.

Václav Havel
Černý se disculpó en la gala también por haber engañado al Gobierno checo. El proyecto debió surgir como una obra común de 27 artistas europeos, pero el checo confesó ser el único autor de la instalación. Por falta de tiempo y medios, Černý junto a tres compañeros suyos, inventaron a autores ficticios, cuyas firmas agregaron debajo de la obra para cumplir con el pedido gubernamental.

Tras haber sido revelado el fraude, Černý se comprometió a devolver los recursos financieros que había recibido de las arcas estatales para la realización del proyecto, dice Mladá Fronta Dnes.

El estado de salud del ex presidente checo, Václav Havel, ha mejorado notablemente informa la prensa nacional.

El ex mandatario, de 72 años de edad, sigue hospitalizado tras haber sido operado el lunes al padecer serios problemas respiratorios.

Su estado de salud sigue siendo grave, pero Havel se recuperó de manera que el jueves pudo recibir varias visitas, entre ellas, la del presidente checo, Václav Klaus, con el que conversó un cuarto de hora, aproximadamente, escribe el diario Právo.