Racismo bajo la excusa del coronavirus

Photo: ČTK/Michal Kamaryt

Algunos extranjeros que viven en Chequia han sido objeto en estos días de ataques verbales y discriminación relacionados con el coronavirus. Los ataques se originaron por su aspecto físico que los delataba como extranjeros o por la lengua que hablaban. Según ha tenido constancia la Radio Checa, los afectados son originarios de países como México o Corea del Sur.

Foto ilustrativa: ČTK / Michal Kamaryt

Stephanie Proskauer trabaja como investigadora en la Facultad de Medicina de la Universidad Carolina que se encuentra en Pilsen. La semana pasada, cuando iba desde Praga en un tren con su hijo de 10 años, los pasajeros no les permitieron entrar a uno de los compartimentos del vagón por ser extranjeros. Es por ello que tuvieron que buscar uno que estuviera vacío. Allí, entró un hombre de mediana edad y preguntó si podía sentarse con ellos, tras lo que Stephanie asintió. Pero en cuanto comenzó a hablar en español con su hijo, la actitud del hombre cambió.

De acuerdo con Stephanie: “Se quedó mirándonos. Después me preguntó que de dónde era y qué hacía en la República Checa. Le dije que soy de México, que soy médico. Él tenía miedo de que fuera italiana y no me creía”. Después, el hombre empezó a hacerle fotos a ella y a su hijo.

Otros extranjeros que residen en Chequia también han expresado en las redes sociales que han notado que hay gente que intenta no pasar cerca de ellos en las tiendas. Aunque algunos entienden esto. Otros escriben que en los restaurantes la gente se levanta de su lado, por ejemplo le ha pasado a personas de origen italiano. A otros les gritan en la calle cosas como: “¡Corona!”.

John Lee, de Corea del Sur, estudia en Praga. A pesar de que lleva cinco años sin ir a su país natal, no se siente seguro cuando está en el transporte público de Praga.“Ahora que el virus ha llegado a Chequia, la gente se comporta de otra manera. Me miran raro, algunos de forma agresiva. Me dicen cosas que no entiendo”, explica John.

Los extranjeros como cabezas de turco

Según el psicólogo Štěpán Vymětal, especializado en situaciones excepcionales, con este tipo de comportamientos la gente alimenta el miedo o el desconocimiento de que los extranjeros que viven en Chequia están igual de amenazados por el virus que el resto de ciudadanos.

Vymětal señala que “es posible también que para algunos sea una manera de encontrar un culpable, un cabeza de turco”. En su opinión, esto en ocasiones viene fomentado por algunos discursos políticos y por algunos medios.

“En algunos mensajes en los medios de comunicación se ha mostrado a los italianos como una nacionalidad deshonesta últimamente. Esto también influye en el riesgo que ve la gente. Creo que es importante defender a estas personas que están siendo atacadas”, apunta el psicólogo, a lo que añade que muchas víctimas no van a la Policía por miedo.

Sin embargo, la agresividad contra algunos ciudadanos extranjeros no aparece solo en Chequia. Otros países también están experimentando situaciones similares relacionadas con el coronavirus.