Quince años de celulares en la República Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Una nueva era de comunicación se inició para los ciudadanos checos en septiembre de 1991, cuando fue puesta en marcha la primera red análoga EuroTel NMT. Actualmente, la República Checa es uno de los países donde más se venden los teléfonos móviles.

Los primeros teléfonos móviles que se vendían en la República Checa pesaban casi cinco kilos, tenían el tamaño de una mochila y su precio era de unos cuatro mil euros. Además, no disponían de un menú en idioma checo y tenían la única capacidad de realizar llamadas telefónicas.

Pero los tiempos cambiaron. Los móviles se convirtieron en parte inseparable de la vida de los checos que están cautivados por cada nuevo modelo.

"El interés por teléfonos móviles se mantiene. En comparación con los años anteriores, los clientes son cada vez más exigentes. Buscan modelos más modernos y con amplia gama de funciones. Los precios son accesibles incluso para los adolescentes que se interesan exclusivamente por teléfonos con cámara fotográfica incorporada", dijo un vendedor de teléfonos móviles de Praga.

Otro cambio radical significó la puesta en marcha en 1996 del primer sistema global para las comunicaciones móviles GSM.

En la actualidad, en la República Checa existen tres operadores que desataron una verdadera lucha entre sí por conquistar el mayor número de clientes. Ofrecen diversos tipos de tarifas, de descuentos e incluso prestan algunos servicios gratuitamente.

La posibilidad de comunicarse desde cualquier lugar cambió la vida de la sociedad checa que está cautivada por los teléfonos celulares. Poseer el modelo más nuevo es cuestión de prestigio de cada persona.

Actualmente, el número de los aparatos supera el de los habitantes. Según los últimos datos, por cada 100 habitantes de la República Checa hay unos 115 aparatos.