Primera medalla para los hermanos Mašín

Йозеф Машин (Фото: ЧТК)

El presidente del Gobierno, Mirek Topolánek, entregó en Washington la Medalla del Primer Ministro a los hermanos Mašín. Se trata del primer político checo que, tras la caída del comunismo en 1989, condecora a los hermanos que en los años 50 lograron huir del país, asesinando a seis personas.

El acto de entrega tuvo lugar en la Embajada de la República Checa en Washington. Josef Mašín destacó para la Radiodifusión checa lo mucho que valora ese reconocimiento.

“No lo hicimos para recibir una medalla. Más bien nos sentíamos comprometidos por el legado de nuestro padre que había sido ejecutado durante la Segunda Guerra Mundial por su lucha contra los nazis. Nosotros nos habíamos trazado la meta de luchar contra los comunistas y el sistema totalitario en el país”, dijo Jasef Mašín.

Josef Mašín (Foto: CTK)
En 1953 Josef y Ctirad Mašín, junto con su compañero Milan Paumer, huyeron de la Checoslovaquia comunista a Berlín Occidental. Se trató de una acción armada, durante la cual asesinaron a seis personas, entre ellas a un cajero a quien le robaron dinero.

Pasados más de 50 años de lo sucedido, la historia de los hermanos Mašín despierta reacciones contradictorias en la sociedad y en el escenario político. Mientras que unos los consideran héroes que lucharon por la justicia y la libertad, otros les tildan de asesinos, reprochándoles que su resistencia armada contra el régimen le costó la vida a seis personas, explicó Pavel Žáček, director de la Oficina para el Estudio de los Regímenes Totalitarios.

Desde la caída del comunismo en 1989, ningún político checo se había atrevido a condecorar a los Mašín, a pesar de que anualmente, en vísperas de la fiesta nacional del 28 de octubre, los políticos checos debaten acaloradamente sobre si merecen o no una condecoración estatal.

Hasta el momento, la Medalla del Primer Ministro la han recibido dos personas: a título póstumo el congresista estadounidense Tom Lantos y el preso político cubano Oscar Elias Bisset.