Presidente Bush en la República Checa

George W.Bush y su esposa en Praga (Foto: CTK)

El presidente de EE.UU., George W.Bush, arribó a la República Checa en visita oficial. Este martes Bush mantuvo deliberaciones en Praga con su homólogo checo, Václav Klaus y otros representantes oficiales del país.

George W.Bush y su esposa en Praga (Foto: CTK)
Durante las negociaciones en el Castillo de Praga, el presidente Bush prometió a los políticos checos que se empeñará al máximo por convencer a Moscú que la instalación en territorio checo y polaco de las bases del sistema antimisiles estadounidense en Europa no amenazará la seguridad de Rusia.

El presidente estadounidense agradeció a su homólogo checo, Václav Klaus y al primer ministro, Mirek Topolánek por la hospitalidad e hizo énfasis en las buenas relaciones entre los dos países, al tiempo que destacó el buen nivel de los contactos con Rusia. "Rusia no es nuestro enemigo", subrayó Bush en Praga.

El presidente checo, Václav Klaus recalcó por su parte que el radar no fue el único tema de las negociaciones.

"Nos hemos informado mutuamente de la situación en nuestros países y hemos intercambiado opiniones sobre muchos otros temas. Hablamos de la posibilidad de eliminar los visados para los viajes de ciudadanos checos a EE.UU., así como de los problemas vinculados a la globalización o al peligro del calentamiento de la Tierra. Para nosotros es importante conocer la opinión de Washington sobre cuestiones de Europa, porque es una opinión desde afuera que puede resultar muy útil".

George W.Bush y Václav Klaus (Foto: CTK)
En el Castillo de Praga se habló de cuestiones de política internacional y de problemas económicos del mundo contemporáneo. El primer ministro, Mirek Topolánek, indicó que la visita de Bush reafirma el buen nivel de las relaciones entre los dos países.

"Entre nuestros países no existen problemas, todo lo contrario. Washington y Praga comparten los mismos valores. Naturalmente, Estados Unidos, como la mayor potencia del mundo, lleva una mayor parte de la responsabilidad por la situación internacional. La República Checa está dispuesta no obstante a seguir ayudando en la lucha contra el terrorismo y a participar igualmente en misiones internacionales de paz".

Mientras tanto, en las calles de Praga se dieron varias manifestaciones contra la visita del presidente Bush, así como contra la planeada instalación de una estación de radares estadounidense en territorio checo. Jan Tamás, portavoz de la iniciativa cívica "No a las bases" aclaró el objetivo de los manifestantes.

Foto: CTK
"Hemos aprovechado la visita de Bush a Praga para confirmar nuestra postura negativa a la instalación de una base militar extranjera en territorio checo. No queremos aquí la estación de radares estadounidense y trataremos de convencer a los políticos checos de que los ciudadanos de este país deberían decidir en un referéndum sobre la instalación de una base militar extranjera".

El presidente Bush fue invitado a intervenir en Praga también en la conferencia internacional "Democracia y Seguridad" a la que asisten políticos y otras destacadas personalidades del mundo entero.

Después de concluir su visita en la República Checa el presidente de EE.UU., George W.Bush, participará en Alemania en la cumbre del G8. Bush planea visitar posteriormente Polonia, Italia, el Vaticano, Albania y Bulgaria.