RCh iniciará las negociaciones sobre el radar estadounidense

Karel Schwarzenberg y Mirek Topolánek (Foto: CTK)

El Gobierno checo decidió en su sesión de este miércoles iniciar las negociaciones con EE.UU. sobre el emplazamiento de su radar de defensa antimisil en territorio de la República Checa. La decisión no agrada a las iniciativas cívicas y tampoco al opositor Partido Socialdemócrata.

Karel Schwarzenberg y Mirek Topolánek (Foto: CTK)
El Gabinete dio una respuesta afirmativa a la nota de EE.UU. que en enero pasado solicitó la instalación de un radar de defensa antimisil en el polígono militar de Jince, en la sierra de Brdy, a unos 50 kilómetros al sudoeste de Praga.

"La República Checa confirma que EE.UU. puede realizar trabajos de sondeo y de preparación bajo las condiciones estipuladas y de acuerdo con el orden jurídico checo".

El primer ministro, Mirek Topolánek, subrayó que a diferencia de Polonia que contestó a EE.UU. con una sola frase, la República Checa determinó exactamente los límites de las negociaciones. Una de las cláusulas incluidas en la respuesta dice que la República Checa se esforzará por incorporar la base de radares al futuro sistema de defensa antimisil de la OTAN, condición exigida por los Verdes.

A favor del inicio de las negociaciones con EE.UU. votaron todos los ministros de la coalición gubernamental excepto uno que se abstuvo a la votación.

El portavoz de la iniciativa cívica "No a las bases", Jan Tamás, considera erróneo el procedimiento del Gobierno checo.

Jirí Paroubek (Foto: CTK)
"Nos parece absurdo que el Gobierno haya decidido iniciar negociaciones sobre algo que no desea el 70 por ciento de los ciudadanos de nuestro país. Me recuerda la época antes de Noviembre de 1989 cuando los políticos también decidían en contra de la voluntad de la mayoría de los habitantes. Creo que es un paso atrás, en una mala dirección, que no deberíamos tomar si queremos que nuestro país funcione de manera democrática".

En contra de la colocación de un radar estadounidense en la República Checa se pronuncia también la opositora Socialdemocracia. Su líder visitó este miércoles el recinto militar en Brdy para debatir con los habitantes de las aldeas vecinas, que en su mayoría rechazan la base.

"De buscarse un lugar para el radar, optaría por otro. Pero espero que no se vaya a buscar", declaró Paroubek. Hace un par de meses el líder de los socialdemócratas afirmaba otra cosa.