Gobierno promete invertir en región donde construirían base estadounidense

Mirek Topolánek, foto: ČTK

Nuevas carreteras, escuelas, alumbrado público, purificadoras de agua y mucho más ofreció el Gobierno checo a la localidad de Brdy. Resulta que ese es el lugar escogido para la eventual construcción de una estación de radar antimisiles de EE.UU.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
El primer ministro, Mirek Topolánek, anunció que independientemente de la construcción de la estación de radares, su Gobierno aplicará una inyección económica para sacar adelante dicha región.

Topolánek explicó que en el proyecto participarán todos los Ministerios, haciendo énfasis en las carteras de Transportes y Medio Ambiente. No olvidó subrayar que Brdy recibirá también fondos del presupuesto nacional.

Los alcaldes de la región insisten en que la inversión económica se necesita desde hace mucho tiempo, y que tan sólo ahora, a raíz del interés de EE.UU., el Gobierno checo habla de Brdy.

Josef Rihák, coordinador de la liga contra la estación de radares, integrada por 14 alcaldes, advirtió que las inversiones no les harán cambiar de opinión y que ellos no quieren ninguna estación de radares cerca de sus casas.

Por su parte, Pavel Cizek, alcalde de Spálené Porici, otra aldea cercana al lugar de la eventual base de radares, sostiene que las infraestructuras son necesarias en la región.

"Es evidente que si desean instalar tecnologías punta en lugares donde no hay ni siquiera alcantarillado, resulta indispensable invertir en proyectos de infraestructuras", indicó el alcalde.

Catorce alcaldes y la mayoría de los vecinos de los alrededores de Brdy están en contra de la construcción de la estación de radares de EE.UU. y se preguntan con quién pretende debatir sobre el tema primer ministro Topolánek, y de dónde sacará los recursos para las inversiones anunciadas.

El primer ministro Mirek Topolánek anunció que este miércoles viajará a Brdy para presentar a las autoridades locales y vecinos su plan de inversiones.