Praga tiene un Metro impermeable

Foto: CTK
0:00
/
0:00

Todo parece indicar que el metro de Praga se encuentra preparado para repeler eventuales riadas. La empresa de Transporte Urbano y la Alcaldía de la capital anunciaron el fin de los trabajos para evitar las filtraciones de agua en caso de inundación.

Foto: CTK
Hace cinco años atrás la República Checa y sobre todo la capital, Praga, se vieron afectadas por las mayores inundaciones de la historia del país.

Entre las escenas más dramáticas de aquellos días se recuerdan las vidas humanas perdidas, así como las vistas del casco histórico oculto bajo las aguas.

El otro símbolo de la tragedia fue el metro de Praga. Por cosas del destino nadie pereció en el lugar, ya que la riada en cosa de minutos inundó decenas de estaciones del metro.

En los últimos cinco años equipos de ingenieros han trabajado arduamente en la construcción de canales para evitar la imprevista subida de las aguas del río Moldava en Praga.

En los lugares más críticos se han construido barreras para detener un eventual regreso de las "grandes aguas" y en el metro funciona un nuevo sistema de seguridad que impediría el avance de las aguas por los túneles.

Frantisek Polák, portavoz de la empresa constructora Metrostav, adelantó que el nuevo sistema de seguridad, que requirió una inversión de casi 25 millones de euros, dispone de un sofisticado sistema de sensores capaz de alertar en pocos minutos un peligro de inundación.

Metro de Praga, estación Florenc en el año 2002
En las estaciones de metro más vulnerables como, por ejemplo, Florenc y Krizikova funciona un sistema de compuertas capaces de impedir el paso del agua, o de ser necesario permiten la inundación gradual de compartimentos para evitar el desplome de la estación como tal.

Cinco años después de las mayores inundaciones de la historia moderna de Praga, la capital checa puede decir que tiene un metro impermeable.

Estación Florenc del metro de Praga