Praga declara la guerra a las lonas publicitarias

Plaza de Alois Jirásek en el centro de Praga

La capital checa amplía la prohibición de instalar lonas publicitarias a cada vez más lugares. La nueva normativa entra en vigor el 1 de octubre y endurece las condiciones para los anunciantes.

Desde el 2006 existe la prohibición de instalar lonas publicitarias en el centro histórico de Praga. Ahora, años más tarde, la ciudad continúa en esa dirección al aprobar este nuevo reglamento que se mostrará mucho más estricto y ampliará su zona de aplicación.

Foto: Petr Kratochvíl,  Milan Kreuziger,  Český rozhlas

Fue ya en diciembre del año pasado cuando el consistorio decidió impulsar esta iniciativa, tras lo que dio a los empresarios un plazo de nueve meses para adaptarse a las nuevas medidas, que han entrado en vigor.

La ley amplía su cobertura más allá del centro histórico, donde se aplicaba tradicionalmente, y cada vez más zonas serán protegidas. Es el caso de diferentes áreas del centro de la ciudad como Vinohrady, Letná, Dejvice o Smíchov.

Praga queda dividida en tres zonas que determinarán el grado de las prohibiciones. La zona 1, que incluye el centro histórico y la zona monumental, continúa contando con las normas más restrictivas y sin apenas cambios en las mismas. La zona 2 se extenderá al sur hasta Nové Dvory, al norte a Troja, al este a Malešice y en el oeste a Motol. La zona 3, por último, bordea las otras dos y cuenta con una normativa más laxa.

Plaza de Jungmann en el centro de Praga | Foto: Petr Kratochvíl,  Milan Kreuziger,  Český rozhlas

Desde el ayuntamiento creen que la medida era necesaria y defienden su aplicación. Adam Scheinherr, concejal de transporte y cuidado de monumentos, celebró el estar “cultivando gradualmente la publicidad en Praga”, así como que “no es posible que una lona gigante cuelgue en toda la fachada de una casa histórica frente al Palacio de Ferias”. Con estas medidas, Praga pretende combatir el denominado “smog” o contaminación visual. Esto se refiere al abuso de ciertos elementos no arquitectónicos que alteran la estética del entorno y generan una sobreestimulación visual.

Foto: Stanislav Janalík,  Český rozhlas
La cruz son los operadores de espacios publicitarios, organizados en la Asociación Checa de Empresas de Publicidad Exterior (SČVR) y que criticaron duramente las medidas. Su objetivo es “derogar el decreto” y  “abolir la práctica en la que el municipio y los distritos de las ciudades aún extienden automáticamente los contratos para la colocación de publicidad exterior", tal y como afirmó Josef Soušek, presidente de la asociación. Se calcula que las medidas harán desaparecer unas 120 grandes lonas publicitarias y 1400 anuncios en bancos.

La ciudad de Praga, para facilitar la comprensión y cumplimiento de la ley, ha elaborado un mapa interactivo donde los ciudadanos pueden consultar y conocer los límites exactos de cada zona o identificar en cual se ubica un punto en concreto. Por último, las sanciones para los que infrinjan las nuevas medidas podrían llegar a alcanzar los 80 000 euros.

Autor: Juan Carlos Ferradans
palabra clave:
audio