Policías intervienen teléfonos de los niños

Martin Novotný (Foto: CTK)

Las escuchas telefónicas policíacas en el caso llamado "Informe de Kubice" se han convertido en un escándalo. Los detectives de la Inspección del Ministerio del Interior intervinieron los teléfonos de casi cuarenta y seis personas, incluyendo niños.

Para las escuchas telefónicas en los casos criminales la Policía necesita el previo permiso del juez. Durante la investigación del escandaloso caso de la filtración del "Informe de Kubice", el juez Jan Novotný permitió a los policías intervenir unos cuarenta y seis números de teléfonos sin verificar al quien pertenecen. El primer ministro, Mirek Topolanek, acusa al antiguo gobierno de Jirí Paroubek por haber abusado de las escuchas policíacas.

"Durante el antiguo gobierno la Inspección del Ministerio del Interior no sólo escuchaba a las personas inocentes sino también a sus familiares, y lamentablemente, a otras personas con coincidencia de nombre los cuales nada tenían que ver con el asunto".

Martin Novotný (Foto: CTK)
Entre los teléfonos intervenidos figura por ejemplo el de Michaela Novotná, la hija del Alcalde de la ciudad de Olomouc, de diez años de edad. Además los policías escuchaban las llamadas del diputado Jan Vidím, incluyendo las de sus familiares, las de Martin Barták, Vice Ministro de Defensa, las de Vladan Kalus, alto oficial del ayuntamiento de la ciudad de Olomouc y las de muchas otras personas.

No obstante, Jirí Paroubek, ex Primer Ministro y presidente del Partido Socialdemócrata, rechaza que las escuchas hayan sido realizadas bajo una apretura política.

"Todo lo que dice el Primer Ministro en el caso de las escuchas son mentiras, porqué el sabe muy bien que la intervención de los teléfonos debe ser permitida por un juez independiente, según la petición del fiscal".

Según indica el rotativo Mladá Fronta Dnes, más que el antiguo gobierno haya abusado las escuchas policíacas, las autoridades jurídicas cometieron errores.

Jirí Pospísil, Ministro de Justicia, prometió realizar una minuciosa investigación de este asunto.

"En las semanas siguientes conseguiremos más informaciones para decidirnos si procederemos a un pleito disciplinario".

Al caso se sumaron también los oficiales de la Sección de Control del Misterio del Interior, que reúnen materiales de la Policía, del fiscal, y del juez que permitió realizar las escuchas.