Fiscal general niega la posibilidad de escuchas ilegales

Renata Vesecka, foto: CTK

El escándalo provocado la semana pasada por las acusaciones de escuchas ilegales a políticos y periodistas parecer llegar a su fin. La fiscal general checa, Renata Vesecká, rechazó categóricamente este domingo la eventualidad de semejantes prácticas.

Renata Vesecka, foto: CTK
El revuelo surgió a raíz de una investigación donde se filtraron datos del informe secreto de Jan Kubice, un alto oficial de la Policía. Éste denunció la injerencia de algunos políticos en determinadas causas criminales, relacionadas especialmente con el desvío de fondos y fraudes fiscales.

En relación con la investigación del llamado "caso Kubice", el ministro del Interior, Ivan Langer, anunció que existía la sospecha de que hay teléfonos pinchados, así como escuchas ilegales a unos veinte políticos y periodistas. Langer insinuó que la intercepción ilegal pudo haber sido propulsada por el anterior gobierno socialdemócrata.

Las especulaciones en torno a la existencia de escuchas ilegales las rechazó rotundamente este domingo la fiscal general, Renata Vesecká. En un programa de la Televisión pública, Vesecká insistió en que las afirmaciones del ministro Langer son infundadas.

Ivan Langer, foto: CTK
"Las informaciones presentadas por el ministro Langer no se basan en la verdad. Con todo fundamento quiero asegurar que en las sedes del Parlamento, del Ministerio del Interior y de la Radiodifusión Checa no ha habido escuchas ilegales, ni tampoco tuvo o tiene lugar una intercepción de llamadas telefónicas de políticos y periodistas, persiguiendo conseguir alguna información o desacreditar a esas personas".

Renata Vesecká matizó que en la investigación de la fuga de información en el "caso Kubice" se recurre exclusivamente a recursos legales, de acuerdo a las normas que implica el código penal.

A raíz de las aseveraciones de la fiscal general, el ex primer ministro, Jirí Paroubek, a quien el ministro Langer calificó como a uno de los artífices de las escuchas ilegales, exhortó a Ivan Langer a reconocer públicamente su error y a disculparse por el escándalo provocado.