Polémico funcionario Ladislav Bátora deja su cargo, pero no el Ministerio de Educación

Ladislav Bátora, foto: ČTK

Ladislav Bátora, el funcionario público que enfrentó a los miembros del gobierno de coalición se va para quedarse. Después de la presión ejercida por el Partido TOP 09, el funcionario deja la dirección del Departamento de personal, pero asciende a subdirector de la oficina del ministro de Educación.

Ladislav Bátora, foto: ČTK
Conocido por su cercanía a los grupos extremistas, Ladislav Bátora llegó a un cargo oficial gracias al respaldo del partido Asuntos Públicos (VV) el menor de la coalición tricéfala.

A pesar de la denuncia hecha por los medios de comunicación sobre los nexos de Bátora con el extremismo, el funcionario se convirtió pronto en una especie ‘vaca sagrada’ y hasta el presidente de la república, Václav Klaus, salió en su defensa.

Tras agrias negociaciones el ministro de Educación, Josef Dobeš, anunció que el funcionario Ladislav Bátora deja su cargo, pero que pasa a subdirector de su despacho.



Josef Dobeš, foto: ČTK
“El señor Bátora es para mí un funcionario muy importante, es un trabajador excelente. A partir del 1 de septiembre será el subdirector de mi despacho y se encargará de las licitaciones públicas entre cosas”, insistió el ministro.

Además de sus lazos con los extremistas, Ladislav Bátora, en su calidad de líder de una iniciativa ciudadana radical, criticó la celebración del Desfile del Orgullo Gay en la capital checa y pidió la dimisión del alcalde mayor de Praga, Bohuslav Svoboda, por auspiciar la actividad.

El festival de los homosexuales
El funcionario llevó personalmente cartas de protesta a la embajada de EE.UU. y a otras misiones diplomáticas de países comunitarios que respaldaron el festival de los homosexuales.

La gota que derramó el vaso fueron, no obstante, las ofensas contra el ministro de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, que publicó Bátora en su página de Facebook.

El partido TOP 09, liderado por Schwarzenberg, pidió la cabeza de Bátora o del ministro de Educación Dobeš. La presión ejercida fue tal que los ministros, miembros de TOP 09, dejaron de asistir a las sesiones del Gobierno y exigieron la dimisión del funcionario.

Karel Schwarzenberg
El Gobierno entró en crisis. El Partido Cívico Democrático (ODS) y TOP 09 pidieron cuentas a los aliados de Asuntos Públicos y pidieron que el funcionario dejara la jefatura del Departamento de Personal del Ministerio de Educación.

El ministro Josef Dobeš anunció este lunes que retiraba a Bátora del Departamento en cuestión, pero que ahora pasaba a subdirector de su despacho. Así que el funcionario Ladislav Bátora se va para quedarse y los ministros de TOP 09 regresarán a las sesiones del Gobierno.