Partido Socialdemócrata exige destitución de fiscal general

Renáta Vesecká (Foto: CTK)

El Partido Socialdemócrata, la mayor formación de oposición, demandó la destitución de la fiscal general, Renáta Vesecká. Procedió así después de que el Tribunal de Praga admitió que altos cargos de la Justicia checa ejercieron presiones políticas en algunos casos judiciales.

Renáta Vesecká (Foto: CTK)
El Tribunal de Praga calificó de fundadas las acusaciones de la diputada socialdemócrata, Marie Benešová, quien a finales del año pasado tildó a altos cargos de la Justicia de ser una ‘mafia judicial’. Fue en relación con las investigaciones del viceprimer ministro, Jiří Čunek, sospechoso de corrupción.

La fiscal general, Renáta Vesecká y sus colegas demandaron a Benešová en juicio, acusándola de perjuicios y calumnias, y exigieron una disculpa. Según decidió este jueves el tribunal, Benešová no tiene que disculparse. El juez Vojtěch Cepl afirmó que quedó demostrado que en el caso de Čunek y en otros, ha habido intervenciones políticas, acoso laboral y abuso de poder.

Marie Benešová (Foto: CTK)
“Cuando se trata de un litigio sobre lo que fue dicho y cómo fue dicho, todos los veredictos del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, dan prioridad a la esencia del problema, o sea, si es cierto o no. La forma de decirlo es secundaria. Y esto fue decisivo también en este caso”, señaló Cepl.

El líder del opositor Partido Socialdemócrata, Jiří Paroubek, exigió de inmediato la destitución de la fiscal general, Renáta Vesecká, considerando inadmisible que la independencia de la Justicia se subordine a los intereses políticos.

”La sentencia del Tribunal de Praga es una gran derrota del Gobierno y una satisfacción para Marie Benešová. Demandamos la destitución de Renáta Vesecká, y el ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, debería asumir plena responsabilidad por el caso”, recalcó Paroubek.

Vojtěch Cepl  (Foto: CTK)
La situación en la Justicia checa repercutió también en la coalición gubernamental. La jefa de la facción parlamentaria de los Verdes, Kateřina Jacques, sostuvo que la fiscal general, Renáta Vesecká, debería dimitir en relación con la sentencia del Tribunal de Praga.

“Estoy de acuerdo con la opinión generalizada de que el sistema de las fiscalías checo se está descomponiendo y Vesecká es la responsable directa del sector. En vista de la sentencia del Tribunal que admitió presiones políticas de algunos fiscales, el Gobierno debería destituir a Vesecká“, afirmó Jacques.

El primer ministro, Mirek Topolánek y el ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, respaldaron a la fiscal general e insistieron en que la sentencia del Tribunal de Praga no es definitiva, ya que se interpondrá un recurso. Topolánek recalcó que Renáta Vesecká es quien se esfuerza por la plena independencia de las fiscalías.