Neratov presume de una iglesia con vista al cielo

Iglesia de la Asunción de la Virgen María, foto: Dominika Bernáthová

La Iglesia de la Asunción de la Virgen María (kostel Nanebevzetí Panny Marie) situada en la localidad de Neratov llama la atención desde lejos.

Iglesia de la Asunción de la Virgen María, foto: Dominika Bernáthová

Iglesia de la Asunción de la Virgen María, foto: Dominika Bernáthová
La peculiaridad de la iglesia barroca, situada en la frontera checo-polaca, es su techo de cristal transparente. El santuario fue construido al lado de un manantial con una estatua de la Virgen María a la que se le adquiere un poder mágico.

El templo es obra del arquitecto italiano Carl Antoni Reina que falleció durante los trabajos de construcción tras la caída de un andamio. La leyenda dice que su espíritu aparecía en la iglesia hasta el momento que se emparedara la puerta trasera de la iglesia.

Sin el esfuerzo de los miembros de la Asociación Cívica Neratov, no existiría en la actualidad esta curiosidad arquitectónica ni la iglesia y, probablemente, ni el pueblo, según contó a la Radio Checa Zdenka Burešová, integrante de la mencionada asociación.

“La iglesia fue construida en el siglo XVII como una obra barroca clásica. Desafortunadamente, después de la Segunda Guerra Mundial sufrió daños a causa de un soldado del Ejército Soviético. Posteriormente la población, que era mayoritariamente de nacionalidad alemana, fue expulsada y la iglesia acabó deteriorada”.

La localidad de Neratov, foto: Dominika Bernáthová

De la ruina al resplandor

El aspecto original del interior de la iglesia, foto: Dominika Bernáthová
La localidad de Neratov estaba a punto de desaparecer. Los pocos habitantes, que se quedaron tras la expulsión de los alemanes, fallecieron y los jóvenes se trasladaron a ciudades más grandes. Mientras que antes del inicio de la contienda mundial la población de Neratov superaba los 2500 habitantes, en 1990 permanecieron en la localidad solamente dos personas.

La iglesia como si reflejara el destino del pueblo. Durante el régimen comunista, estuvo destinada dos veces a la demolición. Se salvó gracias a la falta de recursos para llevar a cabo su destrucción.

En 1989 quedaron del inmueble solamente los muros exteriores. En la iglesia se encuentra una muestra fotográfica que muestra el aspecto físico del santuario a través de la historia.

La iglesia deteriorada, foto: Dominika Bernáthová
Gracias al esfuerzo del sacerdote Josef Suchár y de la Asociación Cívica Neratov, la iglesia no ha desaparecido. Además de su resplandor, se ha logrado resucitar también su vida espiritual, explicó a la Radio Checa el cura Suchár.

“Una gran ventaja es que podemos dejar la iglesia abierta también durante la noche y eso fortalece la relación entre la gente y la iglesia, ya que así ven que el santuario pertenece también a ellos y no solamente a los santos. Pueden visitarla en cualquier momento que lo necesiten”.

La iglesia a lo largo de la historia, foto: Dominika Bernáthová

Un interior minimalista

El altar de la iglesia, foto: Dominika Bernáthová
Pese a su arquitectura barroca, el interior de la iglesia ofrece una impresión minimalista y moderna con escasos adornos y motivos ornamentales. En el lugar del altar se alza una estatua de la Virgen Maria y una obra plástica de las alas de un ángel.

Demasiados adornos no son prescindibles, ya que el techo de la iglesia supera todos los arreglos. Josef Suchár explicó cómo surgió la idea de construir un techo de cristal que permite al público observar las estrellas en la noche.

“Cuando iniciamos las misas, la iglesia no tenía techo. Teníamos la mejor bóveda celeste con mucha luz. Pensamos cómo podríamos conservar tanta luz porque es importante precisamente por la simbología de este lugar”.

Para no perder esta experiencia, surgió la idea de construir un techo de cristal. Tras varias disputas se consiguió llevar a cabo el proyecto que atrae anualmente a miles de turistas y peregrinos. En 2019, la asistencia alcanzó aproximadamente a 30 000 visitantes.

Las torres de la iglesia guardan un mensaje para las próximas generaciones; un periódico, un informe anual de la iglesia y la información sobre la cervecería local, billetes, una memoria externa USB con fotografías de la remodelación de la iglesia e incluso una botella con “slivovice”, la típica aguardiente de ciruelas.

Neratov apoya a las personas descapacitadas

Interior de la iglesia, foto: Dominika Bernáthová
La agenda cultural de la iglesia suele estar agitada especialmente en la segunda mitad del mes de agosto, cuando se celebran los festejos de peregrinación en los que se ofrecen conciertos de música espiritual, folklórica y teatro. Se celebran también eventos benéficos o un mercado navideño.

La Asociación Cívica Neratov cuida asimismo de las personas discapacitadas,. Actualmente administra una tienda, un restaurante, una cafetería y unos talleres especiales que emplean aproximadamente a 200 personas discapacitadas.

De gran popularidad goza asimismo la cervecería local cuyos productos supuestamente contienen el agua “maravillosa” de una fuente mágica.

Tras la visita a la localidad de Neratov se recomienda un paseo por los senderos de las monumentales Montañas del Águila hasta llegar al mirador de Vysoký Kořen y después se puede seguir por la senda amarilla para pasear por los pintorescos pueblos de la región fronteriza.

Iglesia de la Asunción de la Virgen María, foto: Dominika Bernáthová
10
50.214234030000
16.549129700000
default
50.214234030000
16.549129700000