Mirek Topolánek trabajará en la unidad de su partido

Mirek Topolánek (Foto: CTK)

El primer ministro checo, Mirek Topolánek, fue reelegido como líder del gubernamental Partido Cívico Democrático por una abrumadora mayoría. Václav Klaus, en tanto, renunció a su cargo de presidente honorífico de la formación.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
“Acepto la culpa por haber actuado muchas veces de manera incorrecta, de haber sido poco disciplinado”. Con estas palabras, el primer ministro Mirek Topolánek inauguró, este sábado, el congreso XIX del gubernamental Partido Cívico Democrático. Horas después logró defender su puesto de líder principal de la formación, al obtener un total de 284 votos. Su rival Pavel Bém, el alcalde mayor de Praga, recibió tan solo 162 votos.

En su discurso postelectoral, Topolánek prometió que se esforzará por unificar el partido actualmente dividido en dos alas: una conservadora y otra reformista.

“Les garantizo que los cívico-democráticos saldrán fortalecidos y unificados de este congreso. Es evidente que las diferentes corrientes surgidas dentro del partido deben unirse en un compromiso y nosotros lo encontraremos”, destacó Topolánek.

Pavel Bém (Foto: CTK)
Por su parte, Pavel Bém, expresó su esperanza de que Topolánek vuelva a ganar la confianza de los electores decepcionados. Afirmó también que continuará participando activamente en la política nacional.

“Soy parte del núcleo tradicional y duro del Partido Cívico Democrático y lo seguiré siendo. De seguro continuaré participando en la política del país”, señaló Bém.

Václav Klaus (Foto: CTK)
Con aplausos y lágrimas se despidieron algunos miembros del Partido Cívico Democrático de Václav Klaus, quien decidió renunciar a la presidencia honorífica de la formación. De esa manera, Klaus abandonó definitivamente el partido, cuya política se alejaba demasiado de las ideas con las que lo fundó hace 18 años, según indicó.

Esta política no es la misma con la que fundé el partido y lo dirigí durante años. Para no obstaculizar su transformación de un partido cívico derechista en una formación de centro, decidí renunciar definitivamente a la presidencia honorífica”, declaró Klaus.

Gracias al haber logrado defender su liderazgo del Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek fortaleció su posición de primer ministro y, de esta manera, podrá asumir sin sobresaltos la presidencia de turno de la Unión Europea en la primera mitad de 2009.