Ministerio de Salud quiere introducir un nuevo plan de vacunación

r_2100x1400_radio_praha.png

El Ministerio de Salud checo propone un nuevo plan de prevención de enfermedades que afectan a menores. La idea es introducir vacunaciones voluntarias contra el neumococo, además de reforzar las vacunaciones contra la tos ferina y la parálisis infantil.

El nuevo plan propone la vacunación voluntaria contra el neumococo, a menores de hasta un año, y cuenta además con la implantación de vacunaciones repetidas contra otras enfermedades, explicó el director general del Servicio de Higiene, Michael Vít.

“El cambio principal en el esquema de la vacunación obligatoria será la introducción de una vacunación reforzada contra la tos ferina y la parálisis infantil de los niños entre diez y catorce años de edad. En cuanto a la vacuna contra el neumococo, esta se aplicaría a los niños de hasta un año y los costos correrían a cargo del Seguro Médico”, indicó Michael Vít.

El neumococo es una bacteria que causa una serie de enfermedades graves, como neumonía, sinusitis e infecciones del oído. La República Checa registra anualmente un centenar de niños afectados por esta bacteria, de los que mueren aproximadamente cuatro.

Ministro de Salud, Tomáš Julínek (Foto: CTK)
El ministro de Salud, Tomáš Julínek, se muestra a favor del nuevo plan de vacunación.

“La propuesta de vacunación contra el neumococo representa una buena noticia para las familias con niños. La introducción del nuevo esquema de vacunación situaría a la República Checa a la cabeza de los países con un sistema preventivo desarrollado”, dijo el ministro.

Los expertos calculan que la puesta en marcha del proyecto costaría ocho millones de euros al año. La vacuna contra el neumococo, cuyo precio en la República Checa es de 280 euros, sería financiada principalmente por las casas de seguro médico. Según encuestas, la mayoría de los checos se muestran a favor de estos cambios.

El plan propuesto por el Ministerio de Salud debe ser antes aprobado por el Parlamento y entraría en vigor en enero de 2009.