Ministerio de Salud propone reducir la publicidad de bebidas alcohólicas

Foto: bridgesward, Pixabay / CC0

La República Checa se encuentra entre los países de mayor consumo de alcohol per cápita del mundo. Ante esta situación alarmante el Ministerio de Salud ha anunciado nuevas medidas como, por ejemplo, limitar la publicidad del alcohol en todos los medios de comunicación.

Foto: bridgesward, Pixabay / CC0
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dio a conocer cifras muy preocupantes sobre el consumo del alcohol en Chequia. De acuerdo con su informe, los checos beben más de 11 litros y medio de alcohol fuerte per cápita al año, y esto les sitúa en el cuarto lugar a nivel mundial.

Desde hace varios años los expertos checos vienen advirtiendo sobre los riesgos que representa este problema para la ciudadanía en un país, donde para empezar, la cerveza es la bebida por excelencia.

El Ministerio de Salud anunció que una de las medidas inmediatas para tratar de contrarrestar el alto consumo de alcohol es reducir la promoción del mismo en todos los medios de comunicación, tal y como lo justificó la portavoz de dicha cartera, Renata Povolná, a la Radio Checa.

Adam Vojtěch, foto: ČTK / Michal Krumphanzl
“A nivel internacional la República Checa se sitúa entre los países de mayor consumo de bebidas alcohólicas. Lo más triste de esta situación es que también ocupamos los primeros lugares en consumo de alcohol entre los menores de edad”.

Por su parte, el ministro de Salud, Adam Vojtěch, insistió en que “la publicidad no debería dar la impresión de que el alcohol es un 'buen amigo', y eso todavía está sucediendo".

La medida propuesta por el ministro sugiere, entre otras cosas, que la publicidad se limite en todos los medios. En el caso de la Radio y la Televisión debería aparecer después de las 10 de la noche y sin el protagonismo de seres humanos.

El anuncio de semejantes medidas ha topado con el rechazo de los fabricantes de bebidas alcohólicas que sostienen que se trata de una acción de carácter populista.

Foto ilustrativa: Barbora Němcová
El portavoz de la Asociación de Agencias de Publicidad y Comunicación, Marek Hlavica, dijo a la Radio Checa que los productores de bebidas alcohólicas invierten unos 80 millones de euros en publicidad al año, al tiempo que patrocinan infinidad de actividades deportivas, culturales y de caridad.

“Perjudicar a un sector empresarial por medio de una ley es la vía más sencilla.Pero los que proponen la medida saben, por medio de diferentes estudios, que la influencia de la publicidad es mínima a la hora de cuándo, por qué y a qué edad empiezan las personas a consumir bebidas alcohólicas”.

Las grandes fábricas de cerveza que, por ejemplo, patrocinan festivales y conciertos de verano, temen que la medida les alejará de este tipo de actividades lo que puede provocar el aumento del consumo de bebidas de mala calidad.

La medida anunciada por el Ministerio de Salud ha sido criticada por la Cámara de Comercio que ha recordado que ya existe una regulación para la publicidad del alcohol.

Representantes de dicha Cámara recomiendan que se trabaje más en programas de prevención y que se castigue de manera ejemplar a los que violen las normas ya establecidas.

La portavoz del Ministerio de Salud Renata Povolná insistió en que la publicidad representa uno de los principales factores que ayudan a incrementar la tolerancia del consumo de alcohol en la sociedad checa, lo que representa un mal ejemplo para los niños y la juventud.