Miloš Zeman envía un mensaje positivo de cooperación a la Unión Europea

El nuevo presidente checo, Miloš Zeman, foto: ČTK

El nuevo presidente checo, Miloš Zeman, anunció los nombres de sus colaboradores más cercanos y envió un mensaje positivo de cooperación a la Unión Europea. En su primer día en el Castillo de Praga, sede presidencial, recibió al Cuerpo Diplomático para debatir sobre la política exterior checa.

Vratislav Mynář, foto: ČT24
Ya se conocen los nombres de las tres personas más cercanas al presidente Miloš Zeman. De los asuntos de la Oficina presidencial se encargará Vratislav Mynář, empresario y líder del Partido de los Derechos de los Ciudadanos (SPOZ), la formación que impulsó la candidatura de Zeman.

La portavoz presidencial será Hana Burianová, que ocupó dicho cargo durante la campaña electoral y el responsable de la política exterior será Hynek Kmoníček, actualmente embajador en Australia.

En declaraciones al canal de televisión Prima Family, Miloš Zeman adelantó que está a favor de la firma del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM, según las siglas en inglés) como parte de su política de nuevo acercamiento a la Unión Europea.

“Como eurofederalista, no me quedaría otro remedio que firmarlo y lo entendería como una especie de símbolo, algo similar a lo que representará próximamente izar la bandera de la Unión Europea con el señor Barroso en el Castillo de Praga”, indicó el mandatario.

A diferencia del ex presidente Václav Klaus, Zeman respalda a la Unión Europea y, según dijo, buscará enmendar el daño causado durante una década por su antecesor que se negó a firmar documentos comunitarios aprobados por el Parlamento checo.

Hynek Kmoníček
Al referirse al Mecanismo Europeo de Estabilidad, Klaus aseguró, durante su presidencia, que era algo monstruoso y absurdo. Se trata de un anexo al Tratado de Lisboa para salvaguardar la estabilidad financiera de la eurozona en su conjunto.

En su discurso inaugural, la semana pasada, Zeman prometió ejercer un papel de “intermediador” y “moderador”, pero no de “juez”. No obstante, los analistas pronostican tensión en las relaciones entre el presidente socialdemócrata y el conservador primer ministro.

En declaraciones para la televisión Prima Family, el presidente Zeman arremetió nuevamente contra los medios de comunicación. Anunció públicamente que no concederá entrevistas a los diarios Mladá Fronta Dnes y Lidové Noviny.

El mandatario no ofreció detalles sobre los motivos que le llevaron a declarar la guerra a dos de los grandes periódicos de cobertura nacional, pero su postura general para con los medios de comunicación no es buena. Durante la campaña electoral y en el acto de investidura atacó a la prensa acusándola de “lavar cerebros” y de “manipular a la opinión pública”.

Sin especificar una fecha exacta, Zeman anunció que pronto viajará a Afganistán para saludar a los soldados checos que participan en las misiones internacionales, mientras que el tema central de la agenda de su primer día como presidente fue un encuentro con el Cuerpo Diplomático acreditado en Praga para debatir sobre temas de envergadura internacional.