Medio millón de sindicalistas se declararán en huelga

Milan Štěch (Foto: CTK)

La Confederación Checo-Morava de Sindicatos, que cuenta con más de medio millón de afiliados, convocó para el 24 de junio una huelga general contra la reforma de las finanzas públicas.

Milan Štěch (Foto: CTK)
Todo indica que la República Checa vivirá las mayores protestas desde la Revolución de Terciopelo. Mientras que en 1989 se efectuó una huelga general para apoyar los cambios democráticos en el país, el 24 de junio, las 32 organizaciones sindicalistas declararán una huelga de una hora para protestar contra las reformas gubernamentales, dijo el líder de la Confederación Checo-Morava de Sindicatos, Milan Štěch.

“Nuestro objetivo es parar las reformas gubernamentales. Insistimos en que el Gabinete debe modificar los disparates que incluye en su proyecto. Solicitamos que reelabore la reforma del sector sanitario y del sistema de pensiones y que dialogue seriamente con nosotros sobre el monto de las tasas fiscales y el Código Laboral”, indicó Štěch.

La huelga avisada por la Confederación de Sindicatos surgió a raíz de las protestas impulsadas por los sindicalistas del sector de la salud que avisaron que el 24 de junio se declararían en huelga desde la madrugada hasta las dos de la tarde. Dentro de ese período los hospitales atenderán sólo casos de gravedad.

Por su parte, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, reconoció que los sindicatos tienen derecho a convocar huelgas, pero rechazó las críticas contra las reformas gubernamentales.

“La Unión Europea y otras instituciones dicen que las reformas checas van por buen camino y que son imprescindibles. Por desgracia, se pone en evidencia lo nefasto de los vínculos que existen entre la dirección del opositor Partido Socialdemócrata y algunos líderes sindicalistas que buscan proteger sus intereses políticos a expensas de los empleados”, aseguró Nečas.

Los sindicatos tienen previsto organizar todas las semanas manifestaciones masivas frente a la sede del Gobierno para protestar contra las reformas gubernamentales. Además, el 9 de junio se declararán en huelga los educadores que piden aumento de sueldos.