Médicos de cabecera se declararán en huelga el 21 de septiembre

Foto: ČT24

Los médicos de cabecera están dispuestos a declararse en huelga de un día el próximo miércoles para señalar la mala situación en el sector. El ministro de Salud tildó su amenaza de chantaje preelectoral.

Václav Šmatlák, foto: Archivo del Ministerio de Salud
Problemas con la atención primaria para pacientes adultos y la mala financiación del sector, en general. Esos son los principales motivos por los que los médicos de cabecera checos decidieron declararse en alerta de huelga.

El presidente de la Asociación de Médicos, Václav Šmatlák, destacó que la situación es alarmante y augura que el sector terminará en ruinas en caso de que no se logre una mejora de inmediato.

“Es una advertencia dirigida al público de que existe un grave problema sin solucionar a largo plazo en cuanto a la financiación y el apoyo a la atención primaria. En caso de que la situación de hoy siga igual, dentro de cuatro o cinco años la atención médica nacional se va a desintegrar”, señaló Šmatlák.

La huelga aún podría ser anulada en caso de que los médicos lleguen a un acuerdo con el Ministerio de Salud en una reunión convocada para este jueves.

“Una huelga de millonarios”

Svatopluk Němeček, foto: OISV, CC BY-SA 3.0
Sin embargo, el ministro de dicha Cartera, Svatopluk Němeček, calificó la alerta de huelga de precipitada, ya que las negociaciones sobre las nuevas normativas deberían prolongarse hasta finales de octubre, según lo previsto.

“Recibimos un ultimátum, nos ponen el cuchillo en el cuello. Toman los pacientes como rehenes. Es algo absolutamente inaceptable. Naturalmente, voy a negociar con todos, pero creo que no podemos consentir este chantaje”, dijo el ministro.

Los médicos están dispuestos a cerrar temporalmente sus consultorios, ya que el Estado no les garantizará un aumento de ingresos, mientras que los hospitales recibirán finanzas necesarias para introducir un crecimiento salarial del 10%.

Foto: ČT
El ministro argumenta que el sistema no dispone de recursos necesarios para asegurar un aumento del 10% para todos los sectores.

Además, señaló que el ingreso mensual de los médicos de cabecera alcanza hasta 8.100 euros, una suma abundante para cubrir el sueldo del médico, la enfermera y los gastos de funcionamiento.

En su opinión, la protesta es una ‘huelga de millonarios’ que tratan de ejercer presión en vista de los comicios regionales y senatoriales que tendrán lugar en Chequia en octubre.