Martina Navrátilová: orgullosa de ser de nuevo checa

Martina Navrátilová (Foto: CTK)

Tuvieron que pasar 33 años para que la legendaria tenista Martina Navrátilová volviera a obtener la nacionalidad checa, que le fue arrebatada por el régimen comunista. La deportista tendrá desde ahora doble ciudadanía, ya que también mantendrá la estadounidense.

Martina Navrátilová (Foto: CTK)
La noticia dio la vuelta al mundo: en conferencia de prensa en Tokio, este martes, la tenista Martina Navrátilová, una de las mejores deportistas de todos los tiempos, anunció que volvía a ser checa después de más de tres décadas.

Navrátilová, que se encontraba en la capital japonesa para brindar un partido de exhibición, sostuvo que pidió su nacionalidad original en enero pasado y le fue concedida el nueve de febrero.

La tenista, de 51 años, que en su carrera ganó un total de 18 torneos Grand Slam, entre ellos 9 de Wimbledon, abandonó la República Checa siendo una adolescente y de inmediato las autoridades comunistas la privaron de su nacionalidad, por lo que adoptó la de Estados Unidos, país que la acogió.

En un documental de la Televisión Checa, Navrátilová recordó la primera vez que volvió a Praga, en 1986, como estadounidense.

“Los espectadores estaban muy emocionados por mi presencia aquí. A lo mejor el hecho de que hayan estado tan emocionados se debió a que fue todavía durante el comunismo. Quizás, si hubiera sucedido cuatro años más tarde o si la República Checa hubiera sido entonces un país libre y democrático, habría sido todo diferente. Pero por haber tratado el régimen de silenciarme, de borrar mi existencia, la gente se alegró aún más por verme aquí y poder manifestarme su apoyo. Fue como si le hubiéramos dado un duro golpe al sistema”, recordó Navrátilová.

Pero en una entrevista dada el año pasado al periódico checo Lidové Noviny, la tenista dijo sentirse tan avergonzada de la política exterior del presidente George W. Bush, como antes lo estuvo de las autoridades comunistas que gobernaban su país.

“A los comunistas nadie los eligió en mi país, pero a Bush sí que lo eligieron en Estados Unidos”, fue una de las declaraciones que dio entonces y que la motivaron a volver a pedir su antiguo pasaporte.

Un total de 354 torneos ganó en su carrera la tenista, quien abandonó el circuito profesional recién en el año 2006, cuando ya era una de las deportistas más admiradas del planeta. Ahora Martina Navrátilová vuelve, con mucho orgullo y emoción, a ser checa.

palabra clave:
audio