Los violentos eclipsaron en Praga a las ONG

r_2100x1400_radio_praha.png

La reunión praguense del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial cumplió las esperanzas depositadas en ella. Según dijera el ministro de Finanzas checo, Pavel Mertlík, en la política de ambas instituciones se nota un cambio.

El ministro checo enfatizó que hace cuatro o cinco años habría sido inimaginable que el director del Fondo Monetario Internacional dedicara casi la mitad de su discurso a problemas de carácter social. Pavel Mertlík evalúa positivamente el empeño del FMI en resolver los problemas de la estabilidad monetaria tomando en consideración su impacto social. El titular de Finanzas checo comentó que el encuentro de los financieros mundiales en Praga enriquecerá también las arcas estatales.Según las estimaciones de la compañía auditora Deloitte and Touche puede tratarse de unos 80 millones de dólares. Pavel Mertlík recordó, sin embargo, que el Estado se verá obligado a costear la reparación de los daños causados en Praga por grupos violentos de adversarios del FMI y del Banco Mundial que el martes destrozaron el mobiliario urbano, rompieron cristales de muchos comercios y bancos- incluso los de los concesionarios de Mercedes y Peugeot, frente a nuestra emisora- y dejaron sin adoquines muchas aceras de la capital.

Pavel Mertlík, quien encabezó la delegación checa a la 55 reunión anual del FMI y del Banco Mundial, tuvo palabras de elogio para las actuaciones de la policía nacional en las manifestaciones de los activistas antiglobalización. El ministro checo opina que las protestas salvajes afectaron sobre todo a las Organizaciones No Gubernamentales cuya voz quedó eclipsada por los disturbios protagonizados por los violentos.