Los países aspirantes convocarán referendums por separado sobre ingreso a la UE

Kwasniewski, Mádl a Havel (de izquierda), Foto: CTK

La convocatoria simultánea de referendums en los países centroeuropeos aspirantes a la Unión Europea no sería la mejor opción. A esa conclusión se llegó en la cumbre de presidentes de los países del Grupo de Visegrado que tuvo lugar este jueves en la República Checa.

Kwasniewski, Mádl y Havel (de izquierda), Foto: CTK
Tres presidentes del Grupo de Visegrado, integrado por Polonia, Hungría, Eslovaquia y la República Checa, coincidieron que en su camino hacia la Unión Europea lo mejor será promocionarse de manera individual, pero uno tras otro.

El presidente checo, Václav Havel, enfatizó en la necesidad de coordinar la convocatoria de referendums sobre el ingreso de los países aspirantes en la Unión Europea.

Ferenc Mádl y Václav Havel (de izquierda), Foto: CTK
"En esta cumbre hablamos de una serie de asuntos concretos, como por ejemplo la convocatoria de referendums en nuestros países sobre el ingreso en la Unión Europea. Los mismos podrían tener lugar en septiembre del año entrante a manera de cascada, o sea uno tras otro, pero no todos a la vez. También acordamos que deben lanzarse campañas para que los ciudadanos se sumen, participen, hagan suyo el proceso de integración".

Aleksander Kwasniewski y Václav Havel (de izquierda), Foto: CTK
Los expertos en la materia aseguran que en caso de que ahora se celebrara un referendum, el primer país en convocarlo debería ser Hungría, porque el 80 por ciento de la población está a favor del ingreso de su país en la Unión Europea, le seguiría Polonia donde se cuenta con el apoyo de más del 60 por ciento de la población, en Eslovaquia se habla de un poco más del 50 por ciento y en último lugar se sitúa la República Checa.

Otro de los temas abordado en la cumbre de presidentes del Grupo de Visegrado fueron las catastróficas inundaciones que afectaron a la República Checa. Los presidentes de Polonia y Hungría, Alexander Kwasniewski y Ferenc Mádl, respectivamente reiteraron al presidente Havel que sus países enviarán ayuda y expertos para que cooperen en las tareas de eliminación de los estragos.

El presidente de Eslovaquia, Rudolf Schuster, no asistió a la cumbre del Grupo de Visegrado por encontrarse con problemas de salud.

Autor: Federico Picado
audio