Los extranjeros con estancias de larga duración tendrán solo una opción de seguro médico

La Cámara Baja aprobó este martes una ley para que los extranjeros con estancias de larga duración en la República Checa se vean obligados a contratar un seguro médico solo con la aseguradora VZP. A pesar de las críticas por parte de la oposición la norma fue establecida.

En la República Checa funcionan ocho grandes aseguradoras de salud, pero los diputados consideran que los extranjeros con una estancia de larga duración tendrán que contratar servicios solo con la VZP.

Edificio de la Aseguradora General de Salud | Foto: Tomáš Adamec,  Český rozhlas

La ley aprobada por la Cámara de Diputados este martes concede a la aseguradora VZP un monopolio por un mínimo de cinco años. Tres ministros, incluido el de Salud, Adam Vojtěch, criticaron la decisión tomada por los legisladores.

“Me niego a respaldar esta propuesta de ley, porque no fue debatida a fondo con el Ministerio de Salud. Además, aquí se sostiene que el servicio será prestado únicamente por una aseguradora, cuando en el país funcionan otras siete que quedarán fuera de juego por un periodo de cinco años”.

La postura negativa de Vojtěch fue respaldada por la ministra de Finanzas, Alena Schillerová, y el ministro de Interior, Jan Hamáček, que a la vez son viceprimeros ministros.

La propuesta de ley había sido rechazada con anterioridad por el Senado, pero la Cámara Baja la aprobó por segunda vez y esto significa que lo único que falta por resolver es la ratificación por parte del presidente Miloš Zeman.

Foto:

La Asociación de Seguros Checa y la Cámara de Comercio han puesto el grito en el cielo y advierten que la disposición aprobada está en conflicto con las leyes de la Unión Europea.

Entretanto, el diputado Miloslav Janulík, del gubernamental partido ANO, aseguró que en caso de que los legisladores no aprobaran la enmienda sería como "abrir la puerta a la migración", no obstante, dicho argumento fue rechazado por el ministro de Interior, Jan Hamáček.

La Cámara de Diputados vivió otro momento de tensión este martes tras la aprobación de la polémica propuesta de enmiendas a la ley de construcciones presentada por la ministra de Desarrollo Regional, Klára Dostálová.

El desacuerdo llegó desde la Unión de Pueblos y Municipios, así como desde la bancada de la oposición que alertó ante el hecho de que el establecimiento de una autoridad de construcción central acabará con las dependencias municipales. Desde su punto de vista las ciudades y municipios no podrán decidir sobre su desarrollo urbanístico, porque todo estará en manos de un ente administrativo único.

Klára Dostálová | Foto: Úřad vlády ČR

En declaraciones a la Radio Checa, la ministra Dostálová defendió a capa y espada su propuesta de ley. Considera que se trata de un paso fundamental para agilizar la entrega de permisos de construcción, a la vez que ayudará a las familias jóvenes.

“La medida servirá para que las familias jóvenes obtengan facilidades a la hora de pedir una hipoteca para la construcción de su casa. A nivel regional se trata de un instrumento para acelerar el desarrollo municipal, para la construcción de carreteras, autopistas e infraestructuras”.

Algunos políticos opositores sostienen que la ley, que fue aprobada gracias a la alianza que mantienen los comunistas y el Gobierno, no será de beneficio para el desarrollo urbanístico y de construcción del país.

Para el diputado Vojtěch Pikal, del Partido Pirata, la enmienda a la ley de construcción es caótica, por lo que no descarta que tras las elecciones generales de octubre el nuevo Parlamento tendrá que enmendar los errores cometidos.