Los diputados quieren una capilla en la Cámara Baja

Палата депутатов

Los diputados quieren una capilla en la Cámara Baja; la mayoría de los checos se rige por el precio de los productos y no por su calidad; la reforma de Salud permite que los médicos retiren a un niño a sus padres. Estos son algunos de los temas que aparecen en la prensa nacional este miércoles.

Mladá Fronta Dnes escribe que un grupo de diputados quiere que en la Cámara Baja sea construido un oratorio o una capilla. Se trata de unos doce legisladores que cada jueves se juntan en un desayuno espiritual en la sede del Parlamento y que, en compañía de un sacerdote rezan en conjunto.

Según afirmó Petr Gazdík, jefe de la facción parlamentaria de TOP 09, la importancia de la existencia de una capilla en el Parlamento se hace evidente justamente en los momentos como fue la reciente crisis gubernamental. En medio de un ambiente agitado, los parlamentarios podían haber tenido un lugar tranquilo para dedicarse en tranquilidad a las meditaciones políticas.

Mladá Fronta Dnes sostiene que la idea es construir una capilla ecuménica, o sea un lugar que compartirían todas las Iglesias cristianas. La presidenta de la Cámara Baja, Miroslava Němcová, indicó no obstante, que en la sede de la Cámara Baja no hay un lugar apto para ser transformado en oratorio.


Foto: archiv ČRo
Los checos se rigen por los precios al hacer compras, no por la calidad, dice un titular de portada de Právo. El diario señala que ello se debe en gran medida a la crisis económica que se refleja negativamente en los presupuestos familiares de los checos.

Los resultados de un reciente estudio de la agencia Median demuestran que el precio de los productos es decisivo para el 79% de los ciudadanos. Los analistas indican que el coste de las compras importa tanto a los jubilados, como a los ciudadanos de clase media y a los de mayores recursos.

El 80% de los encuestados señaló además que, por razones financieras, redujo considerablemente la frecuencia de sus visitas en restaurantes para almorzar o cenar, escribe Právo.


Lidové Noviny centra su atención en los cambios en el sistema de Salud. Según el diario, la reforma permite que un médico decida privar a los padres de su hijo y hospitalizar al pequeño, si sospecha que el menor fue maltratado o que los padres no cuidan de él como es debido.

El rotativo considera que muchos especialistas en derecho consideran esta medida como discutible y advierten que puede originar un sinnúmero de pleitos entre los médicos y los padres de los menores.


Hospodářské Noviny informa sobre una nueva medida aplicada en los pueblos del país para obligar a los conductores a reducir la velocidad de su coche al pasar por estos lugares.

A la entrada a los pueblos son instalados unos nuevos semáforos que contienen un radar. En caso de que el conductor vaya a una velocidad superior a lo establecido, en el semáforo aparece la luz roja y obliga al conductor indisciplinado a parar. Si se respetan las normas del tránsito, en el semáforo se conserva la luz verde.