Los checos mostrarán cómo extraer agua del aire en la Expo de Dubái

Foto: Štěpán Macháček, ČRo

La Exposición Universal de Dubái tuvo que posponerse para el 1 de octubre de 2021 por la pandemia de COVID-19. Chequia confía en que tendrá terminado su pabellón ya a finales de marzo.

Debido a la pandemia del nuevo coronavirus, los Emiratos Árabes Unidos se vieron obligados a cerrar sus fronteras, la medida dificultó los trabajos de construcción de los pabellones de los países participantes en la Expo de Dubái.

Jiří František Potužník,  foto: ČT24

El comisario general de la delegación checa, Jiří František Potužník, dijo a Radiožurnál, emisora de la Radio Checa, que confiaba en que todo estará preparado a tiempo.

“El edificio del pabellón está terminado en un 75%. Suponemos que a finales de marzo ya estará todo listo. En cuanto a la tecnología SAWER, el sistema que produce agua del aire mediante energía solar, en este momento funciona en régimen de prueba. En enero o febrero debería completarse un jardín alrededor del pabellón, plantado por el Instituto Botánico de la Academia de Ciencias“.

A pesar de las dificultades que ha representado el aplazamiento de la Expo Dubái 2020, el comisario Potužník resalta el aspecto positivo de la medida, ya que todos los países han podido organizar mejor todo lo indispensable para su participación.

Tomáš Matuška y Bořivoj Šourek,  foto : Energetika ČVUT

“Posponer la exposición mundial por un año ha resultado de gran ayuda para todos, tanto para los organizadores como para los países participantes. Ahora estamos a la espera de la vacuna y de cómo funcionará“.

El plato fuerte de los checos para la Exposición Universal de Dubái será la tecnología SAWER, desarrollada por un equipo de la Universidad Técnica de Praga (ČVUT) capaz de extraer agua del aire, según dijo a la Radio Checa Tomáš Matuška, miembro del equipo de científicos.

“Nuestro objetivo es extraer unos cien litros de agua diarios, que pueden servir de fuente de agua potable para un oasis pequeño o para labores de riego. La intención es que el sistema no necesite de energía externa, que funcione exclusivamente con energía solar directamente en el desierto“.

El sistema conocido como “Solar Air Water Energy Resource“ (SAWER) dispone de un desecador que acumula moléculas de agua en sus paredes. Un calentador de aire produce vapor de agua que se une a las mencionadas moléculas y, mediante un enfriamiento de convención, se obtiene el agua.

El objetivo de los científicos checos es poder crear con ayuda de SAWER condiciones móviles para la producción de agua en lugares donde hoy resulta inimaginable.

Además de la capacidad de extraer agua del aire, el sistema desarrollado por los checos difiere de otros porque trabaja de manera independiente gracias al aprovechamiento absoluto de la energía solar.

El sistema checo ha despertado el interés de equipos científicos y empresas del mundo entero. Los organizadores de la Exposición Universal de Dubái confían en que el 1 de octubre del año en curso abrirán las puertas de la Expo para recibir a unos 25 millones de visitantes que podrán conocer los adelantos tecnológicos más importantes de la actualidad.