Líderes políticos rechazan plan de recortes del Gobierno

La República Checa acusará el mayor déficit presupuestario de su historia, podría llegar a los 10 mil millones de euros. Los planes de reducción presentados por el Ministerio de Finanzas toparon con el rechazo de los líderes políticos que se enfrentarán en las elecciones anticipadas de octubre.

Jiří Paroubek sale de la villa de Kramář, el residencia del primer ministro. Foto: ČTK
Jiří Paroubek, de la socialdemocracia, y Mirek Topolánek, del Partido Cívico Democrático, serán los grandes protagonistas de las elecciones generales anticipadas de octubre.

De acuerdo con la aritmética política, uno de ellos llegará a primer ministro, y en la actualidad sus legisladores dominan el Parlamento. Es por eso que el Gobierno tecnócrata de Jan Fischer les pidió respaldo para aplicar un paquete de recortes que busca aliviar el déficit del presupuesto nacional para el nuevo año fiscal.

Primer ministro, Jan Fischer. Foto: ČTK
Ambos políticos coincidieron en que sus diputados no llevarán a debate parlamentario las propuestas gubernamentales. El líder socialdemócrata recordó que los temas económicos ocuparán gran parte de la campaña electoral y que corresponderá al nuevo Gobierno y Parlamento ofrecer una solución viable.

„Recomendé que las leyes, propuestas por el ministro de Finanzas, se presenten por separado y que se vote por ellas también por separado”, dijo Paroubek haciendo alusión al futuro Parlamento.

Mirek Topolánek, foto: ČTK
Por su parte, Mirek Topolánek, del Partido Cívico Democrático, insistió en que al Gobierno tecnócrata, de transición, no le corresponde tomar semejantes decisiones, ya que no dispone de mandato para ello.

„Nosotros creemos que el Gobierno debería preparar el paquete de reformas cuanto antes, pero que la decisión de aplicarlo tiene que depender del nuevo Gabinete, que al final de cuentas puede presentar medidas diferentes”, aseguró Topolánek.

Ministro de Finanzas, Eduard Janota. Foto: ČTK
Ante la negativa de los políticos, el ministro de Finanzas, Eduard Janota, anunció que el déficit presupuestario será el mayor de la historia del país y que alcanzará los 10 mil millones de euros.

De acuerdo con Janota semejante situación perjudicará el rating internacional del país, puesto que el déficit de las finanzas públicas podría superar el siete por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El ministro de Finanzas anunció que seguirá adelante con su propuesta de recortes que presentará a la Cámara de diputados, al menos, como recomendación, y que dependerá de la actitud de los legisladores.