Legendario Josef Masopust celebra 70 cumpleaños

r_2100x1400_radio_praha.png

Josef Masopust, una de las grandes leyendas del balompié checo, cumplirá este viernes 70 años. El único futbolista checo en toda la historia que obtuvo el trofeo Balón de Oro al mejor jugador europeo ha comenzado ya a celebrar: el pasado fin de semana se reunió en un conocido restaurante de la capital checa con sus ex compañeros del Dukla de Praga, primer club profesional de Masopust.

El legendario centrocampista checo fue protagonista de casi todos los triunfos del fútbol de los años sesenta en este país. Uno de los creadores de la llamada "tradición de los callejones checos", que consistía en una particular técnica para enviar el balón a sus compañeros, influyó sobremanera en el desempeño de la entonces selección checoslovaca en el Mundial de Chile 1962. En esa ocasión Masopust convirtió el único gol frente a Brasil en la final (1:3), lo que le valió a su equipo el subcampeonato y a él más tarde el título de Futbolista Europeo del año.

Masopust se inscribió en la historia como un jugador de excelente condición física, poseedor de una precisión única a la hora de enviar un pase, un fabuloso dominio del esférico y por supuesto, por tratarse de un verdadero apasionado por el fútbol. "El Slalom de Masopust": con este nombre se conocía su particular estilo de juego, con el que era capaz de birlar hasta cuatro rivales y tras una extraordinaria jugada individual, colocar el balón en la red.

Josef Masopust nació el 9 de febrero de 1931 en la aldea de Strimice u Mostu, siendo el cuarto de seis hermanos. Su carrera futbolística se inició en el Baník Most de una división rural, donde jugó entre 1945 y 1950; este año ingresó a la primera división tras fichar con el Teplice. Después de terminar el servicio militar comenzó a jugar en el entonces célebre Dukla de Praga, con el que se proclamara campeón de la Liga en tres ocasiones y consiguiera un total de ocho títulos internacionales.

Durante sus ocho años en la Liga nacional, Josef Masopust convirtió 79 goles y participó en 386 encuentros. Pero, sus éxitos no se limitaron sólo a la entonces Checoslovaquia: en 1965 recibió una invitación para integrar el equipo de las estrellas junto a conocidas figuras del fútbol, como el inglés Stanley Matthews, y tras retirarse como jugador, Masopust se desempeñó como técnico en el extranjero. Entre 1968 y 1970, dirigió el Royal Crossing Molenbeek de Bélgica, sin embargo, su mayor éxito como entrenador lo consiguió con Brno, equipo al que llevaría en 1978 a titularse campeón de la Liga nacional.