Las Fuerzas Armadas checas quieren armarse en casa

Foto: Michal M. / página web oficial de las Fuerzas Armadas checas

Las Fuerzas Armadas checas se trazaron la tarea de dar preferencia a las empresas nacionales a la hora de comprar nuevas armas y armamento. El ministro de Defensa, Martin Stropnický, lo confirmó hace poco en entrevista para la Televisión Checa, apuntando que no es algo inusual, ya que por ejemplo el sector de Defensa francés es equipado del 85% por empresas armamentistas del país galo.

Martin Stropnický, foto: ČTK
La situación en el mundo se va agravando en los últimos años y Europa no queda fuera de las amenazas, lo que testimonian los ataques perpetrados por grupos terroristas en distintos países de este continente. Esto obliga a los gobiernos a adoptar medidas para garantizar al máximo la seguridad.

El Gobierno checo es consciente de la importancia de destinar mayores recursos financieros para reforzar la capacidad defensiva del país. Según aseguró el ministro de Defensa, Martin Stropnický, en el presupuesto se cuenta con el paulatino incremento del dinero reservado a su sector, teniéndose presente la necesidad de la adquisición de nuevas armas y armamentos.

”De parte del Gobierno o el Ministerio de Finanzas tenemos garantizado un paulatino aumento de los recursos, equivalente a entre 147 y 184 millones de euros anuales. Esto nos permite planificar con toda seriedad la compra de equipos necesarios y la paulatina modernización general de las Fuerzas Armadas. Algo se ha hecho ya, por ejemplo, hemos unificado el equipamiento personal de los soldados y sus vestimentas. A alguien le puede parecer banal, pero se dice que el Estado que no sabe vestir a sus soldados, se encuentra en una muy mala situación”.

Foto: Gabriela Horáková / página web oficial de las Fuerzas Armadas checas
Stropnický sostuvo que, naturalmente, la compra de las armas de fuego como pistolas, metralletas y otras se realiza más rápido que, por ejemplo, los helicópteros que se tiene en plan y otros equipos y vehículos militares, y destacó que, además, las Fuerzas Armadas desean aprovechar mayormente proveedores nacionales.

”Es una cuestión muy importante. Todo lo que se fabrique en este país y que sea de alta calidad y a precios no más elevados que en otras partes, incluidas las municiones, lo compraremos en Chequia. No siempre fue así y yo lo considero un gran error. Pues todo lo que se pueda conseguir aquí, queremos que se compre aquí”.

Josef Bečvář, foto: Filip Jandourek, ČRo
También Josef Bečvář, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas checas, destacó en un reciente foro de Praga la necesidad de modernizar las Fuerzas Armadas y, en este contexto acentuó la importancia de un mayor desarrollo de la industria armamentista nacional.

”Una de las mayores amenazas para las Fuerzas Armadas checas es la pérdida de algunos centros de producción armamentista claves. Esto podría resultar fatal si surge una amenaza inesperada y queremos garantizar la seguridad de la República Checa. Se muestra nuevamente que una cuestión fundamental es de quién adquirimos los equipos armamentistas para nuestros soldados. La dependencia en este sector siempre ha representado un grave riesgo para aquellos que no eran autosuficientes en la fabricación de armas”.

Foto: Michal M. / página web oficial de las Fuerzas Armadas checas
El ministro Stropnický recalcó también que la República Checa debe responder a los requerimientos de la OTAN, de la que es miembro. Esto vale tanto en cuanto a la modernización del Ejército, como en lo que respecta a los recursos que se destinan del presupuesto a Defensa. En este aspecto Martin Stropnický dijo estar convencido de que también los gobiernos que surgirán a base de las futuras elecciones parlamentarias continuarán en este rumbo y acotó que también los habitantes de Chequia son conscientes de que en el tema de defensa no debería haber recortes presupuestarios.