Las escuelas checas necesitan más psicólogos

Aunque en tiempos de pandemia se precisan más que nunca, los expertos en la salud mental escolares escasean cada vez más por falta de motivación.

Ansiedad, angustia y depresión son los padecimientos de cada vez más niños y adolescentes ante la falta de contacto social y que la vida cotidiana de muchos transcurrió entre cuatro paredes durante la pandemia. De acuerdo con los datos de la Inspección Escolar Checa, el número de alumnos que necesitan la atención de un psicólogo se incrementa, mientras que el número de profesionales de la salud mental en el sector educativo va en descenso.

Foto: Tomáš Adamec,  Český rozhlas

La pedagoga especial Petra Bradáčová explicó a la Radio Checa los casos habituales en las escuelas que necesitan de atención de un especialista.

“Actualmente, en las aulas hay niños con una lengua materna diferente, tenemos casos de trastornos del espectro autista, trastornos del comportamiento, muchos niños procedentes de entornos no estimulantes, pero también tenemos niños superdotados y, por supuesto, niños con necesidades educativas especiales”.

Hasta la fecha, en la República Checa han ejercido su oficio aproximadamente mil psicólogos escolares y pedagogos especiales. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Checa, en 2018 se registraron en la República Checa 4200 escuelas primarias con 941 000 alumnos. Conseguir a un psicólogo resulta una odisea para muchas escuelas, afirma la directora de la Consejería Pedagógica y Psicológica de Liberec, Jana Hlavová.

Foto: Penn State,  Flickr,  CC BY-NC-ND 2.0

"Los psicólogos no se dirigen a nosotros en absoluto. Si aparece alguno, no se establece en el sistema escolar ni en las consultorías, sino que se desempeña en la práctica clínica o sigue profundizando su especialización”.

Otro de los motivos que disuade a los psicólogos de prestar sus servicios en el mundo escolar es la baja remuneración y el tipo de jornada laboral, que es en muchas ocasiones parcial y obliga a los especialistas a buscar más formas de subsistencia.

Consciente de la urgencia del asunto, el Ministerio de Educación, Juventud y Deporte de la República Checa ha programado para el año 2025 un cambio en el sistema que financiará los servicios de psicólogos escolares y pedagogos especiales con aproximadamente 60 millones de euros directamente del presupuesto estatal. El derecho de las escuelas a solicitar a un psicólogo se regirá por el número de niños en las instituciones educativas. Las escuelas más pequeñas compartirían un psicólogo o un educador especial, no obstante, en este caso su empleador no sería la escuela sino un consultorio psicológico-pedagógico.

Foto: natureaddict,  Pixabay,  CC0

Jana Hlavová sostiene que este sistema puede provocar inconvenientes.

“Trabajar en varios lugares puede ser un problema en términos de relación laboral y de control de la jornada laboral”.

Por su parte, el Ministerio de Educación sostiene que un contrato de trabajo por tiempo indefinido convertiría la profesión en más atractiva y atraerá a más graduados en Psicología.

Las pruebas del nuevo sistema comenzarán a partir de septiembre de 2022 con recursos del programa operativo Jan Amos Komenský.

Autores: Dominika Bernáthová , Iva Vokurková
palabra clave:
audio