Las elecciones presidenciales en Chequia serán directas y de dos rondas

Las elecciones presidenciales en Chequia se realizarán de forma directa y en dos rondas. Así lo acordaron este miércoles representantes del Gobierno y la oposición. Sin embargo, falta resolver algunos detalles y elaborar la debida norma, lo que difícilmente se alcance antes del 2013.

Foto: Kristýna Maková/ Archiv ČRo 7 - Radio Praha
Directas y de dos vueltas. Así serán las elecciones presidenciales en la República Checa. El candidato a la presidencia deberá reunir las firmas de 50.000 ciudadanos, como mínimo. También podrá ser nombrado por un grupo de al menos 10 senadores o 20 diputados.

Después todo dependerá ya de la ciudadanía. El candidato que obtenga la mayoría absoluta de votos en la primera ronda ganará las elecciones. En el caso de que ninguno de los candidatos lo logre, se efectuará una segunda vuelta a la que pasarán los dos candidatos más votados de la primera.

Jiří Pospíšil
Según el ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, falta acordar toda una serie de detalles.

“Una de las cuestiones pendientes es el periodo que debe transcurrir entre las dos rondas de los comicios. Dudamos entre el plazo de una semana, que se aplica en las elecciones senatoriales, o dos semanas, como lo tienen en algunos países de la Unión Europea”, afirmó Pospíšil.

Jeroým Tejc, foto: ČTK
También se seguirán debatiendo las competencias del primer mandatario. Nuevamente, por ejemplo, el presidente solo no podría nombrar a los miembros del Consejo del Banco Nacional, sino que necesitaría para ello el visto bueno del Senado. El proyecto, impulsado por la coalición gubernamental cuenta con el apoyo de la oposición, según destacó Jeroným Tejc, del Partido Socialdemócrata.

“La Socialdemocracia apoya este proyecto. Consideramos importante que el Consejo del Banco Nacional Checo no dependa de una sola persona, que sea independiente, igual que el Tribunal Constitucional, por ejemplo”, señaló Tejc.

Otro punto en cuestión sigue siendo el periodo de funciones del presidente. Mientras que la coalición tripartita quiere mantener el plazo actual de cinco años, los socialdemócratas abogan por seis años. Argumentan que en ese caso sería posible coordinar las elecciones presidenciales con los comicios regionales y senatoriales, lo cual ahorraría mucho dinero.

Sobre la mesa está además la propuesta de reducir o anular la impunidad del primer mandatario. Actualmente, el presidente de la República no puede ser juzgado por ningún delito, excepto alta traición.

Karel Schwarzenberg y Petr Nečas
El primer ministro, Petr Nečas, prometió llevar a cabo las deliberaciones sobre las elecciones presidenciales directas dentro de dos meses. Aún así, nadie confía en que los comicios se realicen ya en otoño de 2012, junto con las elecciones regionales, como estaba previsto. Es más probable que el nuevo presidente sea elegido en los comicios ordinarios en primavera de 2013, coinciden los expertos.

Entre los posibles candidatos a la presidencia destacan el ministro de Relaciones Exteriores y presidente de TOP 09, Karel Schwarzenberg, el vicepresidente del Senado, Přemysl Sobotka, y la presidenta de la Cámara de Diputados, Miroslava Němcová, ambos del Partido Cívico Democrático. Se especula que vuelva a presentar su candidatura el economista Jan Švejnar, que fue derrotado por Václav Klaus en las elecciones presidenciales de 2008.