Las Ciudades de Roca de la RCh aspiran a la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Las Ciudades de Roca, foto: CzechTourism

Las Ciudades de Roca de la República Checa aspiran a ser inscritas en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se trata del primer monumento natural que este país propone para dicho estatuto.

Las Ciudades de Roca, foto: CzechTourism
Las Ciudades de Roca se hallan en el pintoresco paisaje del denominado Paraíso Checo, región protegida por el Estado y situada a unos cien kilómetros al noreste de Praga. Son trece las Ciudades de Roca, de las cuales diez han sido propuestas por la República Checa para la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, dijo Hana Maierová, presidenta de la Asociación Paraíso Checo.

"Las Ciudades de Roca se encuentran en una superficie de 200 kilómetros cuadrados. Cada ciudad es diferente en cuánto a su composición geomorfológica. Están compuestas de piedra arenisca pero de diferente dureza y por ello las condiciones naturales que influyen sobre ellas han creado formaciones únicas e irrepetibles".

Las Ciudades de Roca están unidas por senderos turísticos y en la mayoría de ellas hay miradores que ofrecen a los visitantes una preciosa vista panorámica, señala Hana Maierová.

El palacio Hrubá Skála
"En la cima de algunas Ciudades fueron construidos en el Medioevo castillos románicos y góticos, muchos de los cuales fueron adaptados más tarde, entre los siglos XVI y XIX, como palacios nobles. Tal es el caso del palacio Hrubá Skála. Lo excepcional de las Ciudades de Roca checas es su ubicación. En el extranjero, este tipo de formaciones suelen estar situadas en un terreno inhóspito, mientras que las nuestras están rodeadas por bosques y estanques".

Por ello las Ciudades de Roca del Paraíso Checo son preferidas por los turistas checos y son destino predilecto de los montañistas. Para la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO fueron propuestas en el año 2000. La documentación necesaria fue completada en el otoño del año pasado. Sobre su inclusión en la lista decidirá la UNESCO en el año en curso.