Las ciclovías son minas de oro para las constructoras checas

Tarjetas electrónicas para los receptores de ayudas sociales; la lucha por el futuro del Parque Nacional de Šumava y el brusco desarrollo de ciclovías en el país son algunos de los temas que comenta la prensa checa este lunes.

Asuntos Públicos, foto: ČTK
Todos los diarios nacionales comentan la crisis gubernamental provocada por el escándalo dentro del partido Asuntos Públicos.

“El Gobierno se tambalea”, escribe Právo. “Mejor repetir las elecciones que seguir gobernando con Asuntos Públicos”, indica Lidové Noviny. “Klaus debe resolver la crisis”, titula Hospodářské Noviny.


El mismo diario informa que a partir de 2012 cambiará el sistema de pago de las diferentes subvenciones sociales en el país. Nuevamente se realizará por vía electrónica.

Los ciudadanos que tienen derecho al apoyo social lo recibirán mediante tarjetas electrónicas especiales. Éstas servirán como identificación ante las oficinas públicas. Además, permitirán sacar dinero de los cajeros automáticos y se podrá pagar con ellas en las tiendas.

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales tiene previsto distribuir entre los ciudadanos cerca de 800.000 de estas tarjetas, indica Hospodářské Noviny.


El ex presidente Václav Havel interviene en la batalla por el futuro del Parque Nacional de Šumava, informa Lidové Noviny.

Por un lado está el director del Parque, Jan Stráský, apoyado por el presidente de la República, Václav Klaus, y por una decena de asociaciones cívicas, impulsando la tala de árboles en esa zona protegida con el objetivo de combatir al escarabajo descortezador, que causa daños irreparables en los bosques de Šumava.

Por otro lado, está la iniciativa Šumava Pro, que agrupa a numerosas organizaciones ecológicas y que cuenta con el apoyo de la Academia de Ciencias Checa. Sus signatarios, entre ellos el ex presidente Václav Havel, abogan por la sanación natural del Parque, sin intervenciones desde fuera.

La decisión final correrá a cargo del ministro de Medio Ambiente, Tomáš Chalupa, recuerda Lidové Noviny.


Los checos pierden el optimismo, escribe en portada el diario Právo. Según un sondeo realizado por la agencia STEM, el 65% de los checos opina que la situación económica de su país empeorará el próximo año y el 55% está convencido de que esto les afectará directamente. Sólo un 8% cree que su nivel de vida mejorará en un futuro próximo.

Uno de los motivos del reciente pesimismo de los checos es que los políticos no saben explicar claramente los efectos de las reformas introducidas por el Gobierno, sostiene en el periódico el economista Jan Švejnar.


Mladá Fronta Dnes dedica su atención al intenso desarrollo de ciclovías en el país. Según estadísticas del Centro para la Investigación de Transportes, en 2010 fueron abiertos cerca de 300 kilómetros de ciclovías nuevas, el mayor número en la historia del país.

El periódico advierte que estos proyectos se convierten en un negocio cada vez más interesante para las constructoras checas. El año pasado, por ejemplo, se realizaron ciclovías por más de 80 millones de euros en Chequia.

Su construcción es financiada, en su mayoría, de los fondos europeos. Los expertos critican la poca transparencia en la distribución de estos recursos. Existen casos cuando un kilómetro de ciclovía costaba lo mismo que un kilómetro de autopista.

Chequia tiene actualmente alrededor de dos mil kilómetros de vías de ciclismo. El paraíso ciclístico de Europa, Austria, tiene más de diez mil, compara Mladá Fronta Dnes.