Las aseguradoras de salud quieren reducir el uso de antibióticos

Foto: Arek Socha, Pixabay / CC0

Los especialistas advierten ante la aplicación excesiva de antibióticos a los pacientes en la República Checa. Cambiar esta situación es el propósito de un nuevo proyecto de la Oficina de Seguros de Salud.

Las farmacias en Chequia se abastecen cada aňo con alrededor de 11 millones de paquetes de antibióticos para cubrir las necesidades del mercado. No obstante, el uso excesivo de estos medicamentos tiene como resultado que en el caso de algunas infecciones provocadas por las bacterias, los antibióticos dejan de surtir efecto.

Foto: Lucie Hochmanová, ČRo
La Oficina de Seguros de Salud promueve ahora un nuevo proyecto que persigue comparar la cantidad de antibióticos recetados por los médicos de cabecera en toda Chequia, así como los resultados de esos tratamientos, de acuerdo con Ladislav Wagner, representante de la mencionada entidad.

“Nuestro objetivo fue crear un instrumento interno a disposición de los médicos, para que puedan orientarse mejor en los casos que requieren la aplicación de antibióticos. Para los galenos además, es una forma de capacitación, tendrán acceso a un programa nacional centrado en el tema de los antibióticos. Gracias a ello podrán hacerse una mejor idea de si no recetan antibióticos a sus pacientes muy a menudo y en qué casos, comparándolo con la actuación de otros colegas suyos”.

Los resultados del estudio deberían estar a disposición de los médicos en otoňo de este aňo, según dijo a la Radio Checa Cyril Mucha, miembro de la Asociación de Medicina General.

“Confiamos en que esta comparación convencerá a los galenos a reflexionar al menos sobre esta problemática. Como mínimo podrían llegar a preguntarse ¿cómo es posible que tenga resultados semejantes en la cura de los pacientes a los de otros médicos, a pesar de que receto el doble de antibióticos que ellos? Y a lo mejor lleguen a darse cuenta de que algo están haciendo mal”.

En base a los resultados del estudio, las aseguradoras de salud podrán sugerir a los médicos de cabecera que traten de reducir la aplicación de antibióticos y, según lo posible, los sustituyan por otros fármacos, apuntó Cyril Mucha.

”Considero totalmente correcto que las aseguradoras supervisen la aplicación de antibióticos a los pacientes, así como que se haga una comparación de la cantidad de estos fármacos que son recetados en los diferentes consultorios. Nuestra asociación había clamado desde hace tiempo que se hiciera algo semejante, así que estamos contentos ahora porque más vale que sea tarde que nunca”.

Como apuntara Mucha, en el pasado había por ejemplo un tipo de antibióticos que bastaba aplicar tres días seguidos. Estos eran muy populares por ello entre los ciudadanos. Pero luego se descubrió que estos fármacos eran recetados de forma excesiva, por lo que dejaron de surtir efecto. Alrededor del 60% de los pacientes a los que les fueron aplicados de forma repetida ya eran resistentes a ellos. Se calcula que más de la mitad de los antibióticos vendidos en la República Checa son indicados por los médicos innecesariamente.