La UE amenaza con cortar los apoyos comunitarios para Chequia

Petr Nečas et José Manuel Barroso, photo: CTK

La Unión Europea amenaza con cortar los apoyos comunitarios para la República Checa debido a los numerosos casos de corrupción y errores relativos a la administración de dichos recursos. Así lo subrayó el primer ministro checo, Petr Nečas, tras entrevistarse este jueves en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

David Rath
El escándalo de corrupción relacionado con el programa regional para Bohemia Central que terminó con prisión preventiva para el diputado David Rath; la turbia adquisición de equipamiento para hospitales y el uso de recursos europeos para apoyar hoteles y campos de golf privados.

Esos son algunos de los casos que ponen en duda la distribución de los recursos europeos en la República Checa. En vista del creciente número de proyectos sospechosos, la Comisión Europea perdió la paciencia y amenazó con cortar los apoyos comunitarios a Chequia hasta que no sean introducidas medidas eficaces para esclarecer la distribución de los fondos.

Petr Nečas y José Manuel Barroso, foto: ČTK
En tal caso, las arcas estatales checas no podrían contar con cuatro mil millones de euros, lo que haría disparar el déficit presupuestario, señaló el primer ministro, Petr Nečas.

“Corremos un gran riesgo. En el peor de los casos, al ser cortadas todas las subvenciones europeas, el déficit presupuestario se dispararía al 6% del PIB lo que destrozaría la estrategia de consolidación gubernamental”, resaltó.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, destacó que se trata de una amenaza hipotética y que no existe motivo para preocuparse de antemano.

(Miroslav Kalousek (izq.), foto: ČTK
“No entiendo mucho las declaraciones del primer ministro, a lo mejor está más enterado que yo. Me doy cuenta de que existe ese riesgo, pero estoy convencido de que la República Checa utiliza los fondos comunitarios debidamente”, indicó.

Sin embargo, los recientes casos demuestran que las preocupaciones del primer ministro se basan en la realidad. Hace poco, Bruselas detectó errores y suspendió los apoyos destinados al programa Formación para la Competitividad administrado por el Ministerio de Educación checo.

En los próximos dos meses, los auditores de Bruselas examinarán profundamente la distribución de las subvenciones comunitarias en la República Checa. El resultado del control será transcendental para la economía del país. La suspensión de los apoyos haría aumentar notablemente el déficit presupuestario estatal lo que afectaría de manera negativa la economía del país y aumentaría la tasa de desempleo.