La privación social de los niños perjudica seriamente su desarrollo

Foto: Pixabay/ CC0

La privación social de los niños como consecuencia directa de la pandemia de coronavirus, puede ser perjudicial para su función cognitiva. Muchos han topado con problemas para entender y emplear el lenguaje.

El prolongado aislamiento social de los niños, que han dejado de asistir a clases debido a las drásticas restricciones contra el coronavirus, ha empezado a tener un efecto negativo en muchos menores que tienen problemas para comunicase e interactuar con sus coetáneos.

Kateřina Denemarková,  foto: archivo de Proměny Foundation

Después de casi un año sin ir clases, y sin saber a ciencia cierta cuándo volverán, los psicólogos y logopedas infantiles han notado un significativo aumento de menores con problemas de habla y lenguaje

Kateřina Denemarková, de la Asociación de Logopedas para la Educación, dijo a la Radio Checa que el hecho que los niños no hayan ido a la escuela durante muchos meses y no interactúen con sus compañeros está creando  problemas serios de desarrollo.

“No tienen un contacto natural con sus compañeros y educadores. Para los niños con problemas de comunicación, el patrón del habla es muy importante. Debe tratarse de un patrón directo, donde se puede corregir al niño, donde se le puede ayudar a desarrollar su discurso, no a través de medios de comunicación indirectos”.

Foto: ChristianaT / Pixabay,  CC0

Las restricciones por la pandemia también han afectado de manera negativa el trabajo de los logopedas, indicó por su parte Irena Cudlínová, presidenta de la Sociedad de Logopedia.

“Debido a las mascarillas, resulta muy complicado mostrar a los menores cómo deben colocar la boca, los labios y la lengua a la hora de pronunciar, por ejemplo, determinadas vocales. Algunos especialistas han optado por usar escudos protectores transparentes, pero eso ayuda solo en cierta medida”.

Foto ilustrativa: Thomas Park,  Unsplash / CC0

El aumento del número de casos de niños con problemas de comunicación, habla y lenguaje ha provocado que los consultorios especializados estén llenos y concedan citas para dentro de tres o seis meses.

De acuerdo con Denemarková, la situación debido a la pandemia ha llegado a tal punto que los padres deben desempeñar un papel cada vez mayor para ayudar a sus hijos, pero en muchos casos los daños pueden ser enormes.

“En caso de que los padres no comprendan las instrucciones y hagan mal los ejercicios con el niño, pueden causarle mucho daño. Los especialistas deberán reparar el problema, y eso puede llevar mucho tiempo y se retrasa el plan de desarrollo establecido“.

Para el desarrollo de los seres humanos, el interactuar con otras personas es algo básico. De ahí que el aislamiento social puede resultar muy perjudicial en las fases de crecimiento.

Foto: Michaela Danelová,  ČRo

El psicólogo infantil Oldřich Ďurech recordó a la Radio Checa que las relaciones sociales son muy importantes para los niños.

“Necesitan del contacto con sus compañeros para crear sus propias identidades. De lo contrario, pierden la oportunidad de identificarse con un grupo, de encontrar valores, patrones u opiniones. En caso de que esta situación deje una cicatriz, esta permanecerá durante mucho tiempo”.

Los especialistas alertan ante el hecho de que los niños y los adolescentes estén perdiendo su entorno natural para la formación de habilidades sociales como, por ejemplo, la solución de conflictos, la negociación y la cooperación. Por lo tanto, algunos de ellos pueden tener problemas serios para establecer un contacto, una relación regular en el futuro.

palabra clave:
audio