La Oficina de Estadística pierde datos importantes

El Archivo Militar de Praga, Foto: CTK

El barrio de Karlín, en Praga, sufrió los mayores impactos de las inundaciones que afectaron la semana pasada la RCh. En esta localidad se encuentran muchas empresas e instituciones, entre otros la Oficina de Estadística y el Archivo Militar que poco a poco empiezan a calcular los daños.

Casi todo el edificio de la Oficina de Estadística incluyendo el sistema informático, la central telefónica y la biblioteca fueron estropeados por el agua. Los empleados tratan de salvar en estos días los datos para poder renovar el servicio de informaciones sobre el desarrollo de la economía, los precios y los salarios en la RCh.

En la Oficina no se han perdido sólo datos económicos, sino que probablemente también informaciones sobre los ciudadanos y la vivienda obtenidos en el censo de población realizado a principios de este año.

El Archivo Militar de Praga, Foto: CTK
En caso de que la Oficina no consiga reanudar su funcionamiento, podría complicarse la situación económica del país. Inversionistas, empresas e instituciones estatales planifican sus acciones en base de los datos ofrecidos por la mencionada oficina. Si faltan informaciones sobre determinados sectores, Hacienda no puede evaluar los ingresos de las arcas del Estado.

Vladimíra Pavlícková, portavoz de la Oficina de Estadística, señaló que los datos perdidos pueden complicar el ingreso del país en la Unión Europea. "Si no tenemos informaciones sobre la industria, la construcción o los servicios, no vamos a poder informar a la UE sobre el desarrollo de la economía en el país. Además, careciendo de informaciones sobre los daños causados por las inundaciones, no recibiremos de la UE el dinero necesario para la reconstrucción del país", señaló Pavlícková.

Las riadas estropearon también aproximadamente seis mil tomos del Archivo Militar. No obstante, los empleados de esa institución esperan salvar gran parte de los documentos dañados. Primero los congelarán a unos 25 grados bajo cero y posteriormente los irán descongelando y secando al vacío.