La música contribuye al entendimiento entre las culturas

r_2100x1400_radio_praha.png

El temperamento y la melancolía de la música romaní cautivaron este sábado a los checos. Grupos gitanos provenientes de diversos rincones del planeta ofrecieron lo mejor de su música, durante la clausura en Praga de la tercera edición del Festival Internacional Khamoro.

Uno de los principales objetivos del festival fue acercar al público la realidad de la comunidad gitana en la República Checa, destacando el gran aporte artístico y cultural de esa etnia. El presidente de la Unión Internacional Romaní, Emil Scuka, dijo estar satisfecho con los resultados obtenidos este año, asegurando que la música demostró una vez más ser un buen medio para unir a personas de diversas etnias.

"Esperamos acercarnos más a la sociedad checa y quisiéramos abrirnos más también a otras culturas. Queremos que la música nos ayude a mejorar nuestra convivencia con la sociedad mayoritaria", dijo Emil Scuka, agregando que la música es para la comunidad romaní una de las principales maneras de manifestar sus valores culturales.

"La música ha sido siempre un elemento muy importante en nuestras vidas. Cuando nuestros hijos nacen, cantamos; cuando nuestras familias se reúnen, cantamos; si tenemos problemas, cantamos... en fin, a lo largo de nuestra historia siempre ha estado presente la música", dijo el líder gitano.

Además de música y otras manifestaciones artísticas, el festival Internacional Khamoro 2001 contó con varios simposios, donde gitanos y especialistas tuvieron la posibilidad de dialogar sobre los problemas que más preocupan a la comunidad romaní.