La diplomacia cultural checa apuesta por la innovación y la ciencia

 La cantante checa Never Sol en el Centro Checo de Roma, foto: Archivo de la Embajada de la República Checa en Roma

El papel de la cultura y la ciencia en la política exterior y las nuevas tendencias de la diplomacia cultural fueron los temas clave de la mesa redonda virtual con expertos y el ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa, Tomáš Petříček.

'Jazzman contra los espías'

El debate 'La cultura, la ciencia y la imagen del estado: Diplomacia pública y cultural de la República Checa' se desarrolló como parte del podcast 'Jazzman contra los espías: el arte como arma secreta de la política exterior'. El proyecto de cinco episodios, que ofrece al público una mirada al papel de la diplomacia cultural, nació en colaboración de los Centros Checos con el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Carolina de Praga y el Instituto de Relaciones Internacionales.

La difusión de la República Checa a través de su cultura y los avances científicos es la tarea de las representaciones diplomáticas en el extranjero y de los Centros Checos, institutos culturales establecidos en 26 ciudades de tres continentes. El ministro de Relaciones Exteriores, Tomáš Petříček, subrayó en el debate la importancia de la diplomacia cultural para crear una buena imagen del país.

Tomáš Petříček,  foto: ČTK / Michaela Říhová

“Presentar la cultura y la ciencia en el extranjero no consiste solamente en dar a conocer obras excelentes; se trata también de una herramienta de la política exterior y, en cierta medida, de un esfuerzo para fomentar otros objetivos de la diplomacia como, por ejemplo, aumentar el atractivo de Chequia a los ojos de los estudiantes y profesionales extranjeros, para atraerlos a que estudien y trabajen en nuestro país”.

La presidencia checa de la UE: derechos humanos y desarrollo sostenible

La cultura, la ciencia y la innovación desempeñarán un papel importante durante la presidencia del Consejo de la Unión Europea que la República Checa asumirá en la segunda mitad de 2022. Tomáš Petříček adelantó que en esta ocasión se presentarán en Bruselas tanto el patrimonio cultural checo como la escena artística contemporánea. La riqueza cultural no se lucirá exclusivamente en la capital belga; el objetivo es impregnar con ella toda Europa, explicó Petříček.

Foto ilustrativa: Andrew Fackler,  Flickr,  CC BY-NC 2.0

“La atención siempre es mayor durante la presidencia. En el marco de la presentación internacional queremos vincular el programa de acompañamiento con temas de nuestra política exterior, como son los derechos humanos y el desarrollo sostenible. Cooperaremos con otros ministerios para aprovechar la cultura que abre un espacio para el diálogo con el público y puede llamar la atención sobre las prioridades y otros temas que presentaremos durante el medio año de presidencia”.

Innovación en la enseñanza y la inteligencia artificial

De acuerdo con Jitka Pánek Jurková, directora del Centro Checo de Bruselas y autora del podcast 'Jazzman contra los espías', las circunstancias actuales requieren que la diplomacia cultural checa absorba nuevos temas, según comentó en el debate.

Jitka Pánek Jurková,  foto: Viktor Daněk,  Archivo de ČRo

“Serán temas con énfasis en la ciencia, pero también en cuestiones de valores, como la convivencia social y la educación, entre otros. Un reto bonito e importante consistirá en identificar los campos en los que destaca la República Checa. Campos que llamen la atención del público extranjero, como, por ejemplo, las nuevas tecnologías en la enseñanza y los éxitos en la inteligencia artificial”.

Como señaló el ministro Petříček, en la época postcovid será necesario recuperar los intercambios culturales e involucrar a más jóvenes en la presentación cultural internacional. Con esta idea coincidió otra panelista, Eliška Tomalová, encargada de la Cátedra de Estudios Europeos de la Universidad Carolina.

“Lo más difícil en la diplomacia cultural es establecer contacto con los jóvenes. Es difícil a nivel nacional, pero aún más a nivel internacional porque la competencia es mucho más grande. Hay que inspirarse en los métodos de comunicación modernos de los jóvenes”.

Un buen nombre, un activo clave para un país pequeño

Petr Drulák,  foto: Michal Kůrka,  Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa

De acuerdo con Petr Drulák, presidente del Instituto de Relaciones Internacionales, la diplomacia cultural es una herramienta significativa para contribuir a la difusión del buen nombre del país.

“Considero que un buen nombre es un activo clave para un país pequeño. No disponemos de armas nucleares, ni de un ejército que pueda intervenir a nivel global, no somos un gigante económico, entonces un buen nombre es un activo que podemos impulsar. Es un atributo delicado, lo vemos hoy en la crisis provocada por el COVID-19. Mientras que en primavera éramos uno de los países ejemplares en dominar la crisis, hoy es todo lo contrario. Creo que el problema es la imprevisibilidad del virus. Vemos que sabemos cada vez menos de él”.

Europa Central, una región cultural natural

Franz Kafka,  foto: Alexander Russy,  Flickr,  CC BY-NC-ND 2.0

Petr Drulák destacó asimismo la importancia del uso del término Europa Central en respuesta a la pregunta realizada por la redacción inglesa de Radio Praga Internacional sobre la promoción de famosos oriundos checos con raíces extranjeras, como el escritor Franz Kafka o Bertha von Suttner, la escritora y la primera mujer distinguida por el Premio Nobel de la Paz, entre otros personajes.

“Europa Central es una región natural cultural donde la República Checa desempeña un papel importante. Muchos de nuestros escritores se presentan como centroeuropeos. A la hora de hablar de Europa Central, evitamos una cuestión que es, a veces, difícil de solucionar. ¿Hasta qué punto una persona es o no es checa en la interpretación lingüística moderna aunque sea una persona vinculada con nuestra región? Por esto creo que la idea de Europa Central debería formar parte del debate”.

Propaganda y diplomacia culturales

Eliška Tomalová,  foto: YouTube

Otra pregunta, realizada por la redacción rusa de Radio Praga Internacional, tocó el tema de la diferencia entre propaganda y diplomacia cultural. De acuerdo con Eliška Tomalová, la clave es el diálogo con el público.

“La diferencia entre la propaganda y la diplomacia cultural moderna consiste en que esta última debería basarse en la comunicación abierta con el público, no debería manipular la opinión pública y esconderse. Debería confesar quién está detrás de cada actividad. El término propaganda era neutral en el sentido de la difusión, pero tiene connotaciones negativas por la experiencia histórica. La nueva diplomacia cultural moderna está abierta y el mundo actual ofrece oportunidades nuevas, como nuestro podcast, que nos facilita la comunicación con el público a través de comentarios y chats. El diálogo es posible”.

Foto ilustrativa: ČT24

Según el acuerdo aprobado en 2020, la República Checa se presentará en el extranjero como un país innovador, así como un destino singular europeo, oportuno para el estudio y la investigación científica, contribuyendo así a la misión de la Estrategia de Innovación de la República Checa.