La corriente eléctrica es más cara en Praga que en París

La Socialdemocracia quiere introducir el “impuesto millonario”, el precio de la corriente eléctrica en Praga es superior al de París, lingüistas afirman que los manuales escolares del idioma checo tienen muchos errores, miles de conductores indisciplinados han sido privados de su licencia de conducir. Estos y otros temas centran la atención de la prensa checa este viernes.

La Socialdemocracia endurece su política frente a los ricos, dice un titular de portada del diario Hospodářské Noviny. Según el periódico, en caso de ganar las elecciones parlamentarias de mayo próximo la formación planifica introducir el “impuesto millonario” que implica el aumento de los impuestos a las personas con ingresos superiores a los 30 mil euros anuales.

Las personas que ganan más de 5.400 euros mensuales, tendrían que pagar además, un mayor seguro social y de enfermedad. Los socialdemócratas prometen que los recursos así recaudados serían utilizados para el pago

de las jubilaciones y se invertirían en el sector de la salud, sostiene Hospodářské Noviny.

Lidové Noviny publica los resultados de un estudio de la organización austriaca E-Control, que monitorea regularmente los precios de la energía en los países de la Unión Europea.

Del documento se desprende que el precio de la corriente eléctrica en Praga es uno de los más altos entre las capitales europeas. La lista la encabeza Copenhague, cuyos habitantes pagan 28 céntimos de euro por un kilovatio de corriente eléctrica. En Praga se pagan poco menos de 19 céntimos, mientras que en Paris sólo 13 céntimos.

Mladá Fronta Dnes informa que en Chequia existen ya 400 expendedores automáticos de leche fresca y que esta forma de venta tiene muy buena acogida entre los ciudadanos por su bajos precios.

Foto: Comisión Europea

Los expendedores automáticos han sido instalados en varios pueblos, y en ciudades pequeñas. A partir de marzo, la empresa Agri Toko que suministra dichos aparatos, planifica situarlos también en Praga y Brno, indica el rotativo.

Según Právo, los lingüistas nacionales sometieron a una dura crítica los manuales del idioma checo para las escuelas básicas. Los especialistas afirman que contienen muchos errores gramaticales y formulaciones incorrectas.

También los educadores se quejan de que los capítulos dedicados a la gramática no enlazan uno con el otro según lo requiere la lógica del aprendizaje, y que los manuales de checo son monótonos. Esto, según los

Foto: Kristýna Maková
especialistas, podría afectar el interés de los alumnos por profundizar sus conocimientos de su idioma materno.

El mismo diario escribe que más de 24.000 conductores checos han sido privados hasta el presente por un año de su licencia de conducir, tras haber alcanzado los 12 puntos penales por infringir las normas del tráfico. Según Právo, otros 4.000 conductores ya han reunido 11 puntos.

El matutino recuerda que el sistema de los puntos penales ha sido introducido en Chequia el 1 de julio de 2006, con el fin de reducir el número de accidentes de tráfico con víctimas fatales.